sábado, 31 de diciembre de 2011

Feliz 2012!!! ....y mi aventura intensiva en los talleres de Alma ;)

Hace un par de meses, antes de empezar el blog, no habría imaginado ni por lo más remoto que hoy, 31 de diciembre, iba a estar escribiendo esta entrada en vez de estar "preocupada" por el qué me pongo esta noche o si tengo que llevar algo a casa de mis tios para la cena. Pero aquí estoy, terminando el año con una felicitación bloggera para tod@s!!

Simplemente desearos que 2012 sea un gran año (a pesar de lo que se empeñan en hacernos creer en todos los medios), que os vaya todo fenomenal, que se cumplan los objetivos que os marquéis y que horneéis muchos cupcakes, mucho pan, muchas tartas... y bueno, mucho de todo lo que os haga felices!!

Os dejo las fotitos de mi día de ayer: cursos con Alma (Alma's Cupcakes), por la mañana y por la tarde, intensivo de cupcakes total!! ^_^

Cupcakes con distintas técnicas de decoración que hicimos en el curso de la mañana. Me encanta el monstruo de las galletas!!

El grupo de la mañana; perdonad chicas, pero soy fatal para los nombres...

Curso de flores por la tarde, y éste fue el resultado. Con la rosa y la gerbera casi me da un soponcio!! Pero mereció la pena el esfuerzo, verdad? ;)

Siento no poder poner ninguna foto del grupo de la tarde, pero no está presentable, creédme. :S

Y como hoy no os quiero aburrir más, esto ha sido todo, amig@s!!

Que disfrutéis mucho de esta noche y que mañana la resaca no sea demasiado grave!

FELIZ 2012 !!!!!!!
Vero.

lunes, 26 de diciembre de 2011

Felices Fiestas!!

Otra vez me ha vuelto a pillar el toro! Si es que no tengo remedio... Con un par de días de retraso: ¡¡¡Feliz Navidad a todos!!!





Os dejo una pequeña muestra de los mini-cupcakes que hice para nochebuena y navidad: de coco con cobertura de ganache de chocolate blanco y más coco (jejeje), y de turrón de chocolate Suchard con swiss meringue buttercream de chocolate. Mmmmmm!!! ricos, ricos!!


Estos cupcakes de coco los hice guiándome por una receta de Alma, de Objetivo: cupcake perfecto, pero modificando alguna cosita (yo añadí muuuuucho más coco, y le quité el azúcar avainillado). Y me parecieron estupendos para reivindicar una navidad blanca! con nieve por las calles! Es que sólo yo me indigno porque aún no hayamos visto nieve en nuestras ciudades? Al menos en Logroño aún no la hemos visto...
Me encanta la nieve, así que la única alternativa que me quedaba era hacer unos cupcakes "nevados", y para eso el ganache de chocolate blanco con coco era perfecto! ^_^
Y bueno, también tenía que estrenar los cortadores de copos de nieve y usar la purpurina plateada, así que, una cosas llevó a la otra.... y así quedaron!

Mini-cupcakes nevados! ;)
Y como no podía hacer sólo un sabor, pues ya que estaba en harina, y nunca mejor dicho, me puse a hacer otros mini-cupcakes de turrón de chocolate Suchard, para los que tenía la cobertura perfecta ya preparada, en el congelador, pero preparada, jeje.


Me había sobrado crema de merengue suizo de chocolate (swiss meringue buttercream de chocolate) de los cupcakes de turrón de Jijona que hice hace unos días, y como había leído por un montón de sitios que se puede congelar, y que basta con sacarlo a temperatura ambiente hasta que se descongela y volver a batirlo para que recupere su consistencia, tenía que hacer la prueba! porque además, ODIO, tirar comida. Así que hice la prueba y tacháaaannnn: quedó perfecto!!!!!!! ^_^
Como dice Alma: felicidad absoluta!! y qué razón tienes!
Pero como aún no me había quedado satisfecha con el tema de la reivindicación de la nieve, pues a éstos también les puse copitos de fondant!! jajaja.

Mini-cupcakes reivindicativos. jejeje

Sólo me queda decir, que volvieron a triunfar, que no sobró casi nada ( y eso que hice setenta y tantos!!) y que os animo a que vosotros también reivindiquéis lo que queráis con un sabroso cupcake!

Felices y dulces fiestas!!
Vero.

P.D.: La receta para los mini-cupcakes de turrón Suchard es la misma que la de los cupcakes de turrón de Jijona, cambiando un turrón por otro ;)
En la receta del ganache de chocolate a la que os he remitido con el enlace, sólo tenéis que cambiar el chocolate con leche por chocolate blanco de cobertura (en este caso utilicé el de Valor, que está buenísimo!)


miércoles, 21 de diciembre de 2011

Cupcakes de turrón y chocolate... brillantes!!

Hay algo más típico en navidades, aquí en España, que el turrón? No lo creo, sinceramente. Así que tenía que hacer mi propia versión en forma de cupcake, no os parece? ;)

Y además con purpurina!! Me encantan las cosas brillantes en Navidad ^_^

Así que me puse a mirar recetas de cupcakes de vainilla, que creo que son las que más versatilidad dan a la hora de hacer pruebas y cambiar sabores, y pensando pensando, llegué a conseguir esta receta que sabe a turrón!!! pero a turrón del blando, de almendras, del de toda la vida, nada de ésos de mil sabores distintos que inundan ahora los supermercados... y que, aunque haya algunos riquísimos, pues no es lo mismo, porque cuando piensas en turrón se te pueden venir a la cabeza, así de primeras, tres básicos: el de Jijona o blando, el de Alicante o duro, y el de chocolate Suchard, según tus propios gustos, no creéis?
A mí por lo menos me ocurre eso. Y como este año he procurado no comprar dulces navideños, por aquello de que yo sigo horneando y si además compro más cosas puedo terminar sin pasar por la puerta, sólo tenía en casa turrón blando. Conclusión: los cupcakes tenían que ser de ése turrón! jajajaja

La cobertura de chocolate, que he de reconocer que le resta sabor al turrón aunque estaba riquísimo (o eso me dijeron mis catadores oficiales :P ), la hice para un amigo que no para de pedirme que haga cupcakes de chocolate, rellenos de chocolate o de cualquier forma en la que se incluya el chocolate!! jajajaja. Así que éste swiss meringue buttercream de chocolate está dedicado a Rodri ;)

Por mi parte, cuando los repita, les pondré alguna cobertura de almendra o directamente, de turrón!! jejeje.
Pero si queréis una combinación impresionante, os recomiendo que los hagáis !! Y si os acaba de llegar purpurina con algún pedido navideño, como me ha pasado a mí, a estrenarla y darles brillo, que ya que no podemos ponerles luces como las de las calles, por lo menos que vayan "vestidos" de fiesta!! ^_^


Cupcakes de turrón de Jijona:
150g de harina de repostería (tamizada)
100g de azúcar blanquilla
125g de mantequilla sin sal (a temperatura ambiente)
2 huevos L
130g de turrón de Jijona o blando
3 cucharadas de leche
1 y 1/2  cucharadita de polvo de hornear o levadura química (Royal, etc..)
1/4 de cucharadita de sabor natural de almendras (yo usé Lorann)

Precalentamos el horno a 165º-170º. Ponemos los papelillos para cupcakes en los moldes.
Batimos la mantequilla junto con el azúcar, a velocidad baja al principio y luego a velocidad media, hasta que esté cremoso; añadimos el turrón y volvemos a batir hasta conseguir la misma consistencia cremosa. Agregamos los huevos hasta que se incorporen a la mezcla (siempre de uno en uno), y después echamos la mitad de la mezcla tamizada de la harina con el polvo de hornear; cuando se integre añadimos la leche mezclada con el extracto de almendra, y por último lo que nos queda de la mezcla de harina. Batimos lo justo hasta que esté todo bien integrado.
Repartimos la mezcla en los papelillos, hasta 2/3 de su capacidad y los horneamos 20 minutos o hasta que la brocheta salga limpia.
Ponemos el molde sobre la rejilla y lo dejamos 5 minutos, luego sacamos los cupcakes y los dejamos enfriar en la rejilla totalmente.

Swiss Meringue Buttercream de chocolate:
9 claras pasteurizadas (las podéis encontrar en Mercadona)
350g de azúcar blanquilla
530g de mantequilla (a temperatura ambiente)
1 y 1/2 cucharadas de chocolate en polvo sin azúcar
1/2 cucharadita de extracto de almendra.
Purpurina white hologram  (de Rainbow Dust)
Almendra troceada caramelizada

Ponemos al baño maría las claras junto con el azúcar y batimos con una varilla hasta que el azúcar se disuelva por completo, unos 5 minutos más o menos, y sin dejar que hierva. Retiramos del fuego, y montamos la mezcla para conseguir el merengue, con una batidora de varillas a máxima velocidad. Al montarse, se habrá enfriado. Ponemos el merengue en el bol de la batidora de pie (Kitchen Aid o la que tengáis) y vamos añadiendo la mantequilla en taquitos, poco a poco. Cuando hayamos añadido toda la mantequilla, ponemos el cacao en polvo y el extracto de almendras. Seguimos batiendo y pasamos el punto crítico en el que parece que se nos ha cortado y que eso no va a haber quien lo salve (tranquilos, se recupera!! ), al cabo de un rato de continuar batiendo y como por arte de magia nuestra pasta cortada pasa a ser un delicioso Swiss Meringue Buttercream!!! o lo que es lo mismo la crema de merengue suizo ;)

Esta cobertura se puede refrigerar unos días o congelar hasta 8 semanas. Para que luego se pueda volver a utilizar habrá que dejarla a temperatura ambiente que se descongele o atempere, según el caso, y volver a batirla un buen rato para que coja la textura que tenía antes de refrigerar o congelar.

Ojo!! Estos cupcakes están mucho más ricos de un día para otro, eso sí, conservándolos a temperatura ambiente, porque si los metéis a la nevera, la crema de merengue suizo se pondrá dura como una piedra y ni os cuento la magdalena!!

Se me olvidaba! Volví a utilizar la boquilla 1M de Wilton para hacer las rosas y las decoré con las almendras troceadas y la purpurina. Que brillen, que brillen!!! ^_^

Besines a todos!
Vero.



lunes, 19 de diciembre de 2011

Seminario de pastelería y panadería en Segovia.... y visita al Mesón Cándido!

Tras muchos días "desaparecida" con un montón de preparativos y sin tiempo ni para respirar, vuelvo para contaros mi participación en el Seminario de Pastelería y Panadería de la Cátedra Ferrán Adriá de la Universidad Camilo José Cela, de la que soy alumna.


Como podéis ver, tuvo lugar en Segovia, y fui el día anterior para no tener que pegarme el gran madrugón y poder hacer algo de turismo :P

El Seminario duró todo el día y se dividió en dos partes, por la mañana estuvimos en el obrador Unión Panadera Segoviana, donde Julio (5ª generación de panaderos, gran profesional y mejor profesor) nos estuvo enseñando distintos procedimientos de la elaboración del pan. Aprendimos un montón sobre harinas, levadura, amasado, boleado, fermentado... una maravilla! Y tuvimos ocasión de hacer nuestros pinitos ^_^







Una vez terminada la práctica panadera, cogimos nuestra barra de pan y nos despedimos de nuestro profesor por un día.


Muchísimas gracias por todo, Julio!!

Después nos dirigimos al Mesón Cándido, donde fuimos recibidos por Cándido (nieto, que ya van por la 3ª generación de mesoneros!), comimos su famoso cochinillo asado e incluso tuvimos el gran honor de que Alberto López (el padre del anterior) nos hiciese la Ceremonia de trinchado del cochinillo, que es realmente impresionante viéndola en directo!! Desgraciadamente, no tengo ninguna buena foto del momento, salieron todas movidas... así que os dejo el enlace de la ceremonia, del propio canal de youtube de Cándido (CanalCandido), para quien no lo haya visto aún. Lo que sí os puedo poner es alguna fotito del plato tan estupendo que nos comimos ;)


Tras semejante comilona, y un poco adormilados (todo hay que decirlo), Cándido junto con su equipo de cocina: Eduardo, jefe de cocina; Jose María, segundo chef; y Adrián, encargado del área de innovación, nos enseñaron la cocina, y después de volver a hacer pan (donde comprobamos que cada maestrillo tiene su librillo), nos explicaron el proceso de elaboración de su famoso cochinillo asado; es en ése punto donde uno se da cuenta de la gran importancia de la materia prima de calidad ya que los cochinillos que cocinan son lo mejor de lo mejor!  Y si además cuentas con un estupendo horno de piedra como el que tienen, pues el resultado es inmejorable!!

Y ahí está Eduardo, que nos enseñó muchísimo; y el maravilloso horno con los cochinillos!!

Como colofón a nuestro Seminario, Adrián nos enseñó a hacer la maravillosa y famosa Tarta de ponche, toda una tradición segoviana, y riquísima, por cierto! ^_^

Adrián con las manos en la masa, jeje.
La Tarta de ponche terminada.         

Después preparamos otro postre, pero ya me quedé sin batería y no pude inmortalizarlo, pero tenía una pinta tremenda!!

Y para terminar, la foto con parte de nuestros profesores del día, Jose María y Adrián (en la sección de pastelería). Muchas gracias por vuestras explicaciones y amabilidad, chicos!!

Pues ésta fue mi aventura segoviana resumida... os aconsejo una escapadita a ésa maravillosa ciudad, es preciosa y la gente un encanto!!


Hasta la próxima entrada!
Vero.

  

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Cupcakes de manzana con canela y buttercream de canela y ron

El otro día estábamos hablando de sabores navideños. Ya sabéis, cada persona suele tener unos sabores que le recuerdan más a la navidad; y no sé si al final fue por sabores navideños o por un aprecio especial por éste sabor, pero un par de amigos mencionaron las tartas de manzana, con el toque de canela, servidas normalmente calientes y con helado de vainilla (sí, hablo del strudel de manzana o Apfelstrudel si sóis más puristas, mmmmmmm), o en su caso, servido con chocolate derretido por encima: un pecado total, vaya!!


Así que, como ya me conocéis, se me quedó el tema dando vueltas por mi subconsciente durante toooda la noche. No podía quitarme de encima el recuerdo del olor y del sabor de los strudel de manzana! Y claro, eso no podía quedar así, era el apfelstrudel o yo!! Y menuda cabezota soy como para perder contra un strudel!!! jajajaja

Solución: cupcakes de manzana con canela!!!!! Pero... y la cobertura, de qué? de vainilla? de chocolate?... al final, surgió la inspiración en el último momento, y como otra característica de estas fiestas es la alegría consumiendo bebidas alcohólicas, se me ocurrió perfumar el buttercream con ron añejo, que estaréis conmigo en que le pega genial a la manzana y a la canela, y por si acaso no era bastante con la canela del bizcocho, pues le puse también al frosting!! será por canela!! jajaja




Ha sido un trabajo de adaptación de sabores y texturas para que fuesen compatibles con un cupcake, pero ha merecido la pena, y mucho, a juzgar por las caras de mis amigos cuando se los llevé ayer para postre de la cena ;) 

Y por supuesto, habiéndo sido un éxito, tenía que compartirlo con todos vosotros para que, quien quiera, pueda hacerlos en casa y disfrutar de este sabor tan especial (y navideño para muchos).

Apfelstrudel convertido en cupcakes!! ^_^

Espero que os guste y que se convierta en un indispensable navideño!


Cupcakes de manzana con canela:

150g de harina de todo uso
70g de azúcar blanquilla
1 y 1/2 cucharaditas de levadura química
una pizca de sal
2 cucharaditas de canela (o algo más, según vuestro gusto)
150ml de leche
150g de mantequilla sin sal (a temperatura ambiente)
1 huevo
1 y 1/2 manzanas (troceadas en daditos muy pequeños; yo puse una Pink Lady y media Golden)

Ponemos los papelillos para cupcakes en el molde y precalentamos el horno a 175º.
Por un lado, tamizamos la harina junto con la levadura química, la canela y la sal. En el mismo bol añadimos los daditos de manzana y mezclamos bien. Lo reservamos.
Batimos la mantequilla y el azúcar hasta que quede una mezcla cremosa, añadimos el huevo hasta que esté totalmente integrado. Posteriormente echamos la mitad de la mezcla de harina que teníamos reservada, batimos hasta que se incorpore y agregamos la leche; seguimos batiendo y cuando esté integrada añadimos el resto de la mezcla de harina y manzana, continuamos batiendo justo hasta que queden bien mezclados todos los ingredientes.
Horneamos a 175º unos 25 minutos o hasta que la brocheta salga limpia. Sacamos inmediatamente del molde y los dejamos enfriar en una rejilla. Cuidado que queman!

Buttercream de canela y ron:

250g de mantequilla sin sal (a temperatura ambiente)
400g de azúcar glass (bien tamizada)
3 cucharaditas de leche
5 cucharaditas de ron añejo
1 cucharadita de canela

Poner todos los ingredientes en el bol de la batidora y mezclar (con cuidado de cubrir la batidora con un trapo para que no nieve azúcar glass por toda la cocina! ) a velocidad baja 1 minuto, 3 minutos más a velocidad media y otro minuto más a velocidad baja para quitar posibles burbujas de aire.

Esta vez los he decorado con la boquilla nº22 de Wilton, y he de reconocer que no está entre mis preferidas para este tipo de decoración simple, pero tenía que estrenarla y probarla! jejeje.

Que aproveche!!
Vero.


miércoles, 30 de noviembre de 2011

Tarta de cumpleaños Toy Story improvisada

Qué puede haber más gratificante que ver la cara de asombro y sorpresa de un niño cuando le pones delante la tarta que le has hecho, con las velas encendidas iluminando su felicidad, y nada más apagarlas de un soplido empieza a comérsela con las manos sin poder esperar a que le sirvas su ración?? Pues yo os contesto: nada!!
No voy a subir ninguna foto del momento por aquello de proteger la intimidad del menor, pero os aseguro que se me caía la baba a cubos! jajajaja

Y pensar que esto empezó con otro proyecto de tarta en mente y que tuve que improvisar el día anterior porque no me habían llegado los ingredientes que necesitaba para poder modelar las figuras que quería hacerle... Pero finalmente, el objetivo de sorprenderle en su 4º cumple y de ponernos morados de tarta se consiguió! ^_^



Os podéis imaginar la situación: más de un mes con la idea en mente, viaje a Madrid, donde podía haber comprado tooooodo lo que me hacía falta, desde cortadores, a estecas, fondant, CMC... un montón de cosas! pero no!! me llevé la maleta más pequeña que tengo y no me cabía nada después de mi primera tarde de compras que estuvo más inclinada a panadería que a pastelería!! Y en sólo 2 días era imposible que me llegase el pedido, así que pensé en qué otros dibujos le vuelven loco y ahí estaba Toy Story y su adorado Buzz Lightyear! Así que en vista de que no podía modelarle yo ningún personaje, me fui corriendo a comprar estos dos muñequitos (que sirvieron de adelanto del regalo para él y su hermano pequeño) e hice lo que pude con la ayuda de mis manitas, un rodillo de madera y un cuchillo bien afilado. (Esto parece MacGyver!! jajaja)

Preparé un bizcocho de vainilla,

un ganache de chocolate con leche para el relleno y la cobertura,






...y después lo cubrí con fondant, aprovechando mis recién adquiridos conocimientos ;) 


Para terminarla, se me ocurrió poner su nombre, a pesar de no tener los cortadores para las letras, pero quién los necesita teniendo un cuchillo afilado y kilos de paciencia? jejeje. Y unas espirales multicolor para el número y el borde de la base de la tarta, que le dieron muchísima vida a esta improvisación, verdad?
No os pongo fotos del proceso en sí, ni de cómo se me quedaron las manos tiñiendo el fondant (algunos laterales de las uñas aún los llevo teñidos de rojo! y mira que los he frotado!!... será sangre? )

Pero de verdad, que el estrés de la improvisación y mi nuevo color de uñas han merecido la pena por ver a mi sobri tan emocionado.


Tarta de cumpleaños Toy Story:

Para el bizcocho de vainilla:
3 huevos (en mi caso pesaron 165g)
165g de harina de todo uso (tamizada)
165g de azúcar
165g de mantequilla sin sal (a temperatura ambiente)
1 cucharadita y media de levadura química o polvo de hornear (Royal o similar)
2 cucharaditas de extracto natural de vainilla

Precalentamos el horno a 175º y engrasamos el molde con mantequilla y harina espolvoreada, dando unos golpecitos para que caiga la sobrante, o bien usando un spray desmoldante.
Ponemos la mantequilla y el azúcar en el bol de la batidora y lo batimos a velocidad media hasta que esté cremoso y cambie de color, en ése momento agregaremos los huevos, uno a uno, sin añadir el siguiente hasta que el primero esté totalmente integrado. Añadir el extracto de vainilla y cuando esté bien incorporado a la mezcla, añadir la harina mezclada y tamizada junto con la levadura química, a velocidad baja, justo hasta que se mezcle todo bien, sin batir demasiado. Vertemos la masa en el molde y horneamos unos 35 minutos o hasta que la brocheta salga limpia. Dejamos enfriar 5 minutos en el molde sobre la rejilla y luego desmoldamos y ponemos el bizcocho en la rejilla hasta que se enfríe totalmente. Una vez enfriado, lo envolvemos en papel film y lo dejamos reposar en la nevera unas horas antes de cortar y rellenar, si tenemos tiempo ;)

Para el ganache de chocolate con leche:
250g de chocolate con leche de cobertura, postres, fundir...
280g de nata doble o nata fresca o creme freiche

Se pone el chocolate troceado en un bol, al baño maría y se va removiendo hasta que se derrita totalmente y esté brillante. Se retira del fuego y se espera a que se entibie. Añadimos la nata, que tiene que estar a temperatura ambiente, y la mezclamos con el chocolate sólo hasta que quede una mezcla uniforme.

Recomiendo cortar el bizcocho antes de empezar a preparar el ganache, para que cuando lo tengamos en su punto podamos empezar a rellenar el bizcocho. Le aplicamos un buen montón en el centro y lo vamos alisando hacia los bordes. Cerramos el bizcocho y lo cubrimos comenzando por la parte superior y siguiendo por los laterales (mejor si tenemos un plato giratorio) con una capa fina para tapar imperfecciones, evitar que las migas se suelten y conseguir una buena base para el fondant. Lo dejamos enfriar en la nevera mientras estiramos el fondant. Luego, limpiamos las migas, cubrimos con el fondant y decoramos como mejor nos parezca.

Imaginación al poder!!!

P.D.: Os aconsejo que compréis el fondant de los colores que necesitéis en lugar de poneros a teñirlo porque se pierde bastante tiempo, y se gasta muchísimo colorante si quieres unos colores vivos. ;)






domingo, 27 de noviembre de 2011

Cursos de decoración de tartas con fondant y modelaje... y visita a Cream Bakery, por fin!!!

Madre mía, no sé por dónde empezar!
Como os comenté en la entrada anterior, estuve en Madrid haciendo un par de cursos intensivos, mis primeros cursos con fondant! Y también aproveché el viaje para poder ir a tiendas especializadas en artículos y material de repostería. Pero el broche final, la guinda del pastel, fue poder conocer a Paula, dueña y creadora de Cream Bakery y de tooooodas las maravillas que allí nos ofrece. ^_^

Pero vamos por partes, como diría Jack El Destripador:
Primero os cuento que llegué a Decake y fue como estar en el paraíso repostero! Tienen prácticamente de todo, y no os imagináis lo difícil que es no "pecar"!! Lo malo es que no tuve tiempo ni para poder sacar unas fotos de la tienda... bueno, realmente no tuve tiempo durante los cursos casi ni para sacar fotos de lo que estábamos haciendo! Así que esta entrada no va a estar muy ilustrada :(

El martes hicimos el curso de iniciación a la decoración de tartas con fondant, con Silvia, de La Repostería , que es un encanto y se explica de maravilla! Nos trajeron unos bizcochos precortados (para aprovechar más el tiempo del trabajo con el fondant), los rellenamos en plan rapidito, los cubrimos con mermelada de fresa y comenzamos a trabajar el fondant. ¿Os podéis creer que hasta ése momento NUNCA había ni tocado el fondant? Sobra decir que tuve que coger un trocito y probarlo! jajajaja, y bueno, así sólo no es que me parezca exquisito, pero está bueno, y para decorar y acompañar una buena tarta con su buen relleno, resulta perfecto! Nos enseñó a estirar el fondant, cubrir la tarta e incluso hicimos una figurita de un osito monísimo, y algunas formas con cortadores.


 Este fue el resultado de mi tarta!

He de decir, que por unos problemillas técnicos, sólo dispusimos de fondant blanco, naranja y rosa, y tuvimos que elegir dos colores, pero como lo que se trataba era de aprender las técnicas para trabajarlo, no supuso mucho trastorno.

Como el miércoles me iba de Madrid nada más terminar el curso, y no tenía demasiado tiempo, hice una salvajada dietética y me fui a comer a Cream Bakery, sí sí, a comer cupcakes!! jajaja

Mi menú del día: un impresionante cupcake de oreo y el más increíble red velvet cupcake con cobertura de queso que he probado en mi vida!!!

Ni que decir tiene que es un sitio cuidado al más mínimo detalle, precioso, coqueto y acogedor, y Paula fue un encanto conmigo y estuvimos hablando un buen rato de nuestra afición por los cupcakes :D


Seguí de tiendas, aunque sin fotos, ooooohh!!! Y el miércoles....

Curso de modelaje con Ilsa de la Garza, de Kekos y Kookies! Aprendimos a hacer un papá noel chulísimo y técnicas variadas para modelar el fondant, crear figuras, etc...
Estuvimos tooooda la mañana modelando y así fue más o menos el paso a paso de mi figurita:




Jou, jou, jou, feliz navidad!!!!

Y esto es lo que dieron de sí mis días reposteros por Madrid. En unos días nueva entrada con receta ^_^





domingo, 20 de noviembre de 2011

Mi primer Roscón de Reyes... un poco adelantado

Aquí estoy de nuevo, y muy emocionada con algo bastante sencillo!! ^_^

Un roscón de reyes en noviembre!! :P

Como ya os comenté en la entrada anterior, debido al curso que estoy haciendo, tengo que practicar y hago cositas casi todos los días; algunos horneo, otros busco información, recetas, inspiración en múltiples libros, webs, blogs... en fin, que esto es un no-parar! Y me encanta!! Tengo la cabeza tan llena de ideas que ya he abierto una lista con las "recetas que quiero hacer", y hay de todo! Desde miles de cupcakes, muffins, tartas decoradas, bundt cakes, galletas, croissants, donuts... hasta pizzas, focaccias, empanadas, panes de mil tipos... Necesito días de 30 horas!!!!!!! Eso, o que seáis unos lectores muy fieles para poder contaros todas mis peripecias con las masas porque tengo para rato!! jajajaja

De momento empiezo por contaros que tuve un ejercicio teórico sobre el Roscón de Reyes, y como tuve que hacer una buena investigación buscando recetas, una cosa me llevó a otra, empecé a compararlas, a ver los puntos clave, y a pensar en lo que yo creía que sería una buena receta para un Roscón de Reyes.
Resultado: no me atreví a crear una receta propia para mi primer intento de Roscón de Reyes (pero prometo hacerlo) y terminé por adoptar una receta de mi adorado Ibán Yarza (famoso panadero, responsable del Foro del Pan, traductor de una de las "biblias" del pan, y creador del blog La Memoria del Pan, entre muuuchas de sus labores en pro del buen pan).
Así que, tras ésa reculada de último minuto, preparé los ingredientes (excepto las frutas confitadas, que no puedo con ellas), y me puse manos a la obra. Os aviso, parece muy facilito y simple, y realmente no le vi mucha complicación, peeeero requiere bastante tiempo, y por bastante me refiero a que en mi caso empecé a las 13h y lo saqué del horno a las 17:45h, y durante ése tiempo hay que amasar, estar pendiente de las fermentaciones, darle forma, decorarlo y hornearlo. Pero no os desaniméis, y si tenéis estas navidades unas horas libres en casa, hacedlo que váis a ver qué diferencia con los comprados!!

Roscón fermentado y decorado justo antes de entrar en el horno.

Una vez horneado y enfriado.
Como véis tuve algúnos problemillas con las guindas... grrrrr!! Cuando empezó a subir en el horno, como no las aplasté contra la masa (por miedo a fastidiarla), se iban resbalando algunas y terminaron donde les dio la gana!! Odio las frutas confitadas!!

Pero he de reconocer que de sabor, y textura estaba muy rico. Y que conste que lo dijo mi abuelo (panadero jubilado) y no fue por pasión de abuelo, o eso espero... :P


Tenía pensado haberlo rellenado de nata, pero no me dieron tiempo ni de montar la nata, para cuando me di cuenta ya habían empezado a partirlo y servirlo! jajaja

Roscón de Reyes con prefermento:

(Para unas 6 personas)
70g de prefermento (45g de harina de fuerza, 50g de leche, 1g de levadura fresca o prensada)
50-60g de infusión de leche con piel de limón, naranja, rama de canela, ron y agua de azahar
170g de harina de fuerza
35g de azúcar
7g de levadura fresca
1 huevo
30g de mantequilla
1 y 1/2 cucharaditas de ron
1 cucharadita de agua de azahar
Una pizca de sal
Fruta confitada, guindas, azúcar, almendras laminadas, etc, para decorar.
Huevo batido para pincelar la masa

Para hacer el prefermento sólo tenemos que ponerlos en un bol pequeño y amasar hasta que tengamos una bolita, la cubrimos y dejamos que fermente y doble su volumen (aproximadamente 1 hora, dependiendo de la temperatura ambiente)

Cuando tenemos casi listo el prefermento, hacemos una infusión  con la leche, la piel de los cítricos y la ramita de canela llevándola a ebullición, luego la retiramos del fuego y dejamos que repose durante unos 5 minutos. Añadimos el ron y el agua de azahar y esperamos a que esté tibia.
En otro bol ponemos la harina, el azúcar, la levadura, el huevo y la infusión de leche y el prefermento, empezamos a mezclarlo todo y a amasarlo; al principio se tiene que pegar a los dedos; después de un rato, cuando empieza a estar más homogénea, añadimos la mantequilla y seguimos amasando unos 10 minutos más o hasta que la masa esté suave, brillante y lisa. (También se puede amasar con máquina si no queréis pringaros mucho). La pasamos a un recipiente ligeramente aceitado y la tapamos con un trapo. Esperamos a que doble su volumen. La cogemos con mucho cuidado (se estira muy fácilmente), hacemos un agujero con el dedo en el centro y la vamos girando cogiéndola por el agujero hasta darle la forma del roscón. Lo depositamos en una bandeja de horno cubierta con papel de hornear, la pincelamos con el huevo batido y la dejamos que vuelva a doblar su volumen. Precalentamos el horno a 220-200º con calor arriba y abajo. Pincelamos nuevamente el roscón y le añadimos las frutas confitadas que nos gusten, las almendras y justo antes de meter al horno, el azúcar. Horneamos unos 16 minutos o hasta que al pinchar con la brocheta, ésta salga limpia. Lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

Una vez frío se puede comer tal cual o rellenarlo de nata, trufa, crema... imaginación al poder!! ^_^

A disfrutar!!!

P.D.: Me voy a Madrid de lunes a miércoles a hacer unos cursos de decoración de tartas con fondant y de modelaje en Decake!!!!!!! Qué emoción, qué emoción!!! Creo que no voy a poder dormir este fin de semana por los nervios! Además aprovecharé para ir a tiendas  de material especializado y a probar un montón de cupcakes!! Tengo la sensación de que la Navidad se ha adelantado para mí este año! :D






jueves, 17 de noviembre de 2011

Magdalenas de vainilla

Los que me conocéis y tenemos contacto habitualmente, ya sabéis que estoy haciendo un curso de pastelería y panadería y que estoy emocionadísima con este tema. Los que no lo sabíais, pues ya sabéis algo más sobre mí, jeje. ;)


Como os podréis imaginar, porque pasa en cualquier afición o profesión, hace falta muuuucha práctica para poder dominar cualquier técnica, así que aquí estoy yo, hornea que te hornea recetas de lo más variado que van cayendo en mis manos.


Y no sé si a vosotros os pasará con algún plato o dulce en concreto, pero a mí las magdalenas me intrigan sobremanera. No lograba entender cómo una misma cosa, las magdalenas, pueden tener tantas versiones como personas las hacen y cambiar tanto de una panadería o pastelería a otra (en las industriales ya no entro porque son prácticamente la misma receta con más o menos conservantes y aditivos varios).
Sí, ya sé que cualquier plato cambia según el cocinero, pero lo de las magdalenas es impresionante!! Y más impresionante es que, por lo general, cada persona tiene un sabor y textura de lo que considera "su" magdalena perfecta grabada en la memoria.
Personalmente, aún no he dado con "mi" magdalena perfecta, pero ésta receta que os traigo hoy se aproxima bastante a ése soñado concepto; y como me ha llevado probar con muchas recetas e investigar con los resultados que iba obteniendo, quería compartirla con vosotros para que las probéis y me podáis decir si ésta es la magdalena perfecta para alguno de vosotros.


Magdalenas de vainilla:

(Para 18 unidades)
215g de harina de todo uso
215g de aceite de oliva suave
215g de azúcar blanquilla
4 huevos L (los que yo usé pesaban unos 217g)
60g de leche
1 cucharadita de extracto de vainilla natural
1 pizca de sal
20g de levadura química o polvo de hornear
1 cucharadita de bicarbonato sódico

Tamizar la harina junto con la levadura química, el bicarbonato y la sal. Reservar. En un vasito poner la leche junto con la vainilla y reservar. En un bol grande mezclar el azúcar con los huevos y la mezcla de leche y vainilla con la batidora de varillas durante unos 5 - 7 minutos para que cojan aire y se espumen. Añadir el aceite y mezclar justo lo necesario para que se incorpore. Agregar la mezcla de la harina tamizada y batir hasta que todos los ingredientes estén integrados. Tapar con un film transparente y meter en la nevera durante unas 12 horas ( o toda la noche si hacéis la masa por la tarde-noche). Precalentar el horno a 230ºC con calor arriba y abajo. Poner los papelillos para magdalenas en los moldes y rellenar con la masa (que acabaremos de sacar de la nevera) hasta 2/3 de su capacidad, meter rápidamente al horno que habremos bajado a 220ºC durante 20 minutos aproximadamente (esto depende del horno), o hasta que la brocheta salga limpia. Yo les pongo un pellizco de azúcar en un lado de la superficie justo antes de hornear porque me gusta encontrar luego el azúcar en la superficie de la magdalena. Sacar del molde inmediatamente y dejar enfriar sobre una rejilla. Conservar en un recipiente hermético una vez que se han enfriado.

Bon appétit !

P.D.: Os adelanto que, aunque fuera de la fecha propia del postre, la próxima entrada será un Roscón de Reyes, que tengo que practicar!! :P