domingo, 20 de noviembre de 2011

Mi primer Roscón de Reyes... un poco adelantado

Aquí estoy de nuevo, y muy emocionada con algo bastante sencillo!! ^_^

Un roscón de reyes en noviembre!! :P

Como ya os comenté en la entrada anterior, debido al curso que estoy haciendo, tengo que practicar y hago cositas casi todos los días; algunos horneo, otros busco información, recetas, inspiración en múltiples libros, webs, blogs... en fin, que esto es un no-parar! Y me encanta!! Tengo la cabeza tan llena de ideas que ya he abierto una lista con las "recetas que quiero hacer", y hay de todo! Desde miles de cupcakes, muffins, tartas decoradas, bundt cakes, galletas, croissants, donuts... hasta pizzas, focaccias, empanadas, panes de mil tipos... Necesito días de 30 horas!!!!!!! Eso, o que seáis unos lectores muy fieles para poder contaros todas mis peripecias con las masas porque tengo para rato!! jajajaja

De momento empiezo por contaros que tuve un ejercicio teórico sobre el Roscón de Reyes, y como tuve que hacer una buena investigación buscando recetas, una cosa me llevó a otra, empecé a compararlas, a ver los puntos clave, y a pensar en lo que yo creía que sería una buena receta para un Roscón de Reyes.
Resultado: no me atreví a crear una receta propia para mi primer intento de Roscón de Reyes (pero prometo hacerlo) y terminé por adoptar una receta de mi adorado Ibán Yarza (famoso panadero, responsable del Foro del Pan, traductor de una de las "biblias" del pan, y creador del blog La Memoria del Pan, entre muuuchas de sus labores en pro del buen pan).
Así que, tras ésa reculada de último minuto, preparé los ingredientes (excepto las frutas confitadas, que no puedo con ellas), y me puse manos a la obra. Os aviso, parece muy facilito y simple, y realmente no le vi mucha complicación, peeeero requiere bastante tiempo, y por bastante me refiero a que en mi caso empecé a las 13h y lo saqué del horno a las 17:45h, y durante ése tiempo hay que amasar, estar pendiente de las fermentaciones, darle forma, decorarlo y hornearlo. Pero no os desaniméis, y si tenéis estas navidades unas horas libres en casa, hacedlo que váis a ver qué diferencia con los comprados!!

Roscón fermentado y decorado justo antes de entrar en el horno.

Una vez horneado y enfriado.
Como véis tuve algúnos problemillas con las guindas... grrrrr!! Cuando empezó a subir en el horno, como no las aplasté contra la masa (por miedo a fastidiarla), se iban resbalando algunas y terminaron donde les dio la gana!! Odio las frutas confitadas!!

Pero he de reconocer que de sabor, y textura estaba muy rico. Y que conste que lo dijo mi abuelo (panadero jubilado) y no fue por pasión de abuelo, o eso espero... :P


Tenía pensado haberlo rellenado de nata, pero no me dieron tiempo ni de montar la nata, para cuando me di cuenta ya habían empezado a partirlo y servirlo! jajaja

Roscón de Reyes con prefermento:

(Para unas 6 personas)
70g de prefermento (45g de harina de fuerza, 50g de leche, 1g de levadura fresca o prensada)
50-60g de infusión de leche con piel de limón, naranja, rama de canela, ron y agua de azahar
170g de harina de fuerza
35g de azúcar
7g de levadura fresca
1 huevo
30g de mantequilla
1 y 1/2 cucharaditas de ron
1 cucharadita de agua de azahar
Una pizca de sal
Fruta confitada, guindas, azúcar, almendras laminadas, etc, para decorar.
Huevo batido para pincelar la masa

Para hacer el prefermento sólo tenemos que ponerlos en un bol pequeño y amasar hasta que tengamos una bolita, la cubrimos y dejamos que fermente y doble su volumen (aproximadamente 1 hora, dependiendo de la temperatura ambiente)

Cuando tenemos casi listo el prefermento, hacemos una infusión  con la leche, la piel de los cítricos y la ramita de canela llevándola a ebullición, luego la retiramos del fuego y dejamos que repose durante unos 5 minutos. Añadimos el ron y el agua de azahar y esperamos a que esté tibia.
En otro bol ponemos la harina, el azúcar, la levadura, el huevo y la infusión de leche y el prefermento, empezamos a mezclarlo todo y a amasarlo; al principio se tiene que pegar a los dedos; después de un rato, cuando empieza a estar más homogénea, añadimos la mantequilla y seguimos amasando unos 10 minutos más o hasta que la masa esté suave, brillante y lisa. (También se puede amasar con máquina si no queréis pringaros mucho). La pasamos a un recipiente ligeramente aceitado y la tapamos con un trapo. Esperamos a que doble su volumen. La cogemos con mucho cuidado (se estira muy fácilmente), hacemos un agujero con el dedo en el centro y la vamos girando cogiéndola por el agujero hasta darle la forma del roscón. Lo depositamos en una bandeja de horno cubierta con papel de hornear, la pincelamos con el huevo batido y la dejamos que vuelva a doblar su volumen. Precalentamos el horno a 220-200º con calor arriba y abajo. Pincelamos nuevamente el roscón y le añadimos las frutas confitadas que nos gusten, las almendras y justo antes de meter al horno, el azúcar. Horneamos unos 16 minutos o hasta que al pinchar con la brocheta, ésta salga limpia. Lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

Una vez frío se puede comer tal cual o rellenarlo de nata, trufa, crema... imaginación al poder!! ^_^

A disfrutar!!!

P.D.: Me voy a Madrid de lunes a miércoles a hacer unos cursos de decoración de tartas con fondant y de modelaje en Decake!!!!!!! Qué emoción, qué emoción!!! Creo que no voy a poder dormir este fin de semana por los nervios! Además aprovecharé para ir a tiendas  de material especializado y a probar un montón de cupcakes!! Tengo la sensación de que la Navidad se ha adelantado para mí este año! :D