miércoles, 30 de noviembre de 2011

Tarta de cumpleaños Toy Story improvisada

Qué puede haber más gratificante que ver la cara de asombro y sorpresa de un niño cuando le pones delante la tarta que le has hecho, con las velas encendidas iluminando su felicidad, y nada más apagarlas de un soplido empieza a comérsela con las manos sin poder esperar a que le sirvas su ración?? Pues yo os contesto: nada!!
No voy a subir ninguna foto del momento por aquello de proteger la intimidad del menor, pero os aseguro que se me caía la baba a cubos! jajajaja

Y pensar que esto empezó con otro proyecto de tarta en mente y que tuve que improvisar el día anterior porque no me habían llegado los ingredientes que necesitaba para poder modelar las figuras que quería hacerle... Pero finalmente, el objetivo de sorprenderle en su 4º cumple y de ponernos morados de tarta se consiguió! ^_^



Os podéis imaginar la situación: más de un mes con la idea en mente, viaje a Madrid, donde podía haber comprado tooooodo lo que me hacía falta, desde cortadores, a estecas, fondant, CMC... un montón de cosas! pero no!! me llevé la maleta más pequeña que tengo y no me cabía nada después de mi primera tarde de compras que estuvo más inclinada a panadería que a pastelería!! Y en sólo 2 días era imposible que me llegase el pedido, así que pensé en qué otros dibujos le vuelven loco y ahí estaba Toy Story y su adorado Buzz Lightyear! Así que en vista de que no podía modelarle yo ningún personaje, me fui corriendo a comprar estos dos muñequitos (que sirvieron de adelanto del regalo para él y su hermano pequeño) e hice lo que pude con la ayuda de mis manitas, un rodillo de madera y un cuchillo bien afilado. (Esto parece MacGyver!! jajaja)

Preparé un bizcocho de vainilla,

un ganache de chocolate con leche para el relleno y la cobertura,






...y después lo cubrí con fondant, aprovechando mis recién adquiridos conocimientos ;) 


Para terminarla, se me ocurrió poner su nombre, a pesar de no tener los cortadores para las letras, pero quién los necesita teniendo un cuchillo afilado y kilos de paciencia? jejeje. Y unas espirales multicolor para el número y el borde de la base de la tarta, que le dieron muchísima vida a esta improvisación, verdad?
No os pongo fotos del proceso en sí, ni de cómo se me quedaron las manos tiñiendo el fondant (algunos laterales de las uñas aún los llevo teñidos de rojo! y mira que los he frotado!!... será sangre? )

Pero de verdad, que el estrés de la improvisación y mi nuevo color de uñas han merecido la pena por ver a mi sobri tan emocionado.


Tarta de cumpleaños Toy Story:

Para el bizcocho de vainilla:
3 huevos (en mi caso pesaron 165g)
165g de harina de todo uso (tamizada)
165g de azúcar
165g de mantequilla sin sal (a temperatura ambiente)
1 cucharadita y media de levadura química o polvo de hornear (Royal o similar)
2 cucharaditas de extracto natural de vainilla

Precalentamos el horno a 175º y engrasamos el molde con mantequilla y harina espolvoreada, dando unos golpecitos para que caiga la sobrante, o bien usando un spray desmoldante.
Ponemos la mantequilla y el azúcar en el bol de la batidora y lo batimos a velocidad media hasta que esté cremoso y cambie de color, en ése momento agregaremos los huevos, uno a uno, sin añadir el siguiente hasta que el primero esté totalmente integrado. Añadir el extracto de vainilla y cuando esté bien incorporado a la mezcla, añadir la harina mezclada y tamizada junto con la levadura química, a velocidad baja, justo hasta que se mezcle todo bien, sin batir demasiado. Vertemos la masa en el molde y horneamos unos 35 minutos o hasta que la brocheta salga limpia. Dejamos enfriar 5 minutos en el molde sobre la rejilla y luego desmoldamos y ponemos el bizcocho en la rejilla hasta que se enfríe totalmente. Una vez enfriado, lo envolvemos en papel film y lo dejamos reposar en la nevera unas horas antes de cortar y rellenar, si tenemos tiempo ;)

Para el ganache de chocolate con leche:
250g de chocolate con leche de cobertura, postres, fundir...
280g de nata doble o nata fresca o creme freiche

Se pone el chocolate troceado en un bol, al baño maría y se va removiendo hasta que se derrita totalmente y esté brillante. Se retira del fuego y se espera a que se entibie. Añadimos la nata, que tiene que estar a temperatura ambiente, y la mezclamos con el chocolate sólo hasta que quede una mezcla uniforme.

Recomiendo cortar el bizcocho antes de empezar a preparar el ganache, para que cuando lo tengamos en su punto podamos empezar a rellenar el bizcocho. Le aplicamos un buen montón en el centro y lo vamos alisando hacia los bordes. Cerramos el bizcocho y lo cubrimos comenzando por la parte superior y siguiendo por los laterales (mejor si tenemos un plato giratorio) con una capa fina para tapar imperfecciones, evitar que las migas se suelten y conseguir una buena base para el fondant. Lo dejamos enfriar en la nevera mientras estiramos el fondant. Luego, limpiamos las migas, cubrimos con el fondant y decoramos como mejor nos parezca.

Imaginación al poder!!!

P.D.: Os aconsejo que compréis el fondant de los colores que necesitéis en lugar de poneros a teñirlo porque se pierde bastante tiempo, y se gasta muchísimo colorante si quieres unos colores vivos. ;)