miércoles, 21 de diciembre de 2011

Cupcakes de turrón y chocolate... brillantes!!

Hay algo más típico en navidades, aquí en España, que el turrón? No lo creo, sinceramente. Así que tenía que hacer mi propia versión en forma de cupcake, no os parece? ;)

Y además con purpurina!! Me encantan las cosas brillantes en Navidad ^_^

Así que me puse a mirar recetas de cupcakes de vainilla, que creo que son las que más versatilidad dan a la hora de hacer pruebas y cambiar sabores, y pensando pensando, llegué a conseguir esta receta que sabe a turrón!!! pero a turrón del blando, de almendras, del de toda la vida, nada de ésos de mil sabores distintos que inundan ahora los supermercados... y que, aunque haya algunos riquísimos, pues no es lo mismo, porque cuando piensas en turrón se te pueden venir a la cabeza, así de primeras, tres básicos: el de Jijona o blando, el de Alicante o duro, y el de chocolate Suchard, según tus propios gustos, no creéis?
A mí por lo menos me ocurre eso. Y como este año he procurado no comprar dulces navideños, por aquello de que yo sigo horneando y si además compro más cosas puedo terminar sin pasar por la puerta, sólo tenía en casa turrón blando. Conclusión: los cupcakes tenían que ser de ése turrón! jajajaja

La cobertura de chocolate, que he de reconocer que le resta sabor al turrón aunque estaba riquísimo (o eso me dijeron mis catadores oficiales :P ), la hice para un amigo que no para de pedirme que haga cupcakes de chocolate, rellenos de chocolate o de cualquier forma en la que se incluya el chocolate!! jajajaja. Así que éste swiss meringue buttercream de chocolate está dedicado a Rodri ;)

Por mi parte, cuando los repita, les pondré alguna cobertura de almendra o directamente, de turrón!! jejeje.
Pero si queréis una combinación impresionante, os recomiendo que los hagáis !! Y si os acaba de llegar purpurina con algún pedido navideño, como me ha pasado a mí, a estrenarla y darles brillo, que ya que no podemos ponerles luces como las de las calles, por lo menos que vayan "vestidos" de fiesta!! ^_^


Cupcakes de turrón de Jijona:
150g de harina de repostería (tamizada)
100g de azúcar blanquilla
125g de mantequilla sin sal (a temperatura ambiente)
2 huevos L
130g de turrón de Jijona o blando
3 cucharadas de leche
1 y 1/2  cucharadita de polvo de hornear o levadura química (Royal, etc..)
1/4 de cucharadita de sabor natural de almendras (yo usé Lorann)

Precalentamos el horno a 165º-170º. Ponemos los papelillos para cupcakes en los moldes.
Batimos la mantequilla junto con el azúcar, a velocidad baja al principio y luego a velocidad media, hasta que esté cremoso; añadimos el turrón y volvemos a batir hasta conseguir la misma consistencia cremosa. Agregamos los huevos hasta que se incorporen a la mezcla (siempre de uno en uno), y después echamos la mitad de la mezcla tamizada de la harina con el polvo de hornear; cuando se integre añadimos la leche mezclada con el extracto de almendra, y por último lo que nos queda de la mezcla de harina. Batimos lo justo hasta que esté todo bien integrado.
Repartimos la mezcla en los papelillos, hasta 2/3 de su capacidad y los horneamos 20 minutos o hasta que la brocheta salga limpia.
Ponemos el molde sobre la rejilla y lo dejamos 5 minutos, luego sacamos los cupcakes y los dejamos enfriar en la rejilla totalmente.

Swiss Meringue Buttercream de chocolate:
9 claras pasteurizadas (las podéis encontrar en Mercadona)
350g de azúcar blanquilla
530g de mantequilla (a temperatura ambiente)
1 y 1/2 cucharadas de chocolate en polvo sin azúcar
1/2 cucharadita de extracto de almendra.
Purpurina white hologram  (de Rainbow Dust)
Almendra troceada caramelizada

Ponemos al baño maría las claras junto con el azúcar y batimos con una varilla hasta que el azúcar se disuelva por completo, unos 5 minutos más o menos, y sin dejar que hierva. Retiramos del fuego, y montamos la mezcla para conseguir el merengue, con una batidora de varillas a máxima velocidad. Al montarse, se habrá enfriado. Ponemos el merengue en el bol de la batidora de pie (Kitchen Aid o la que tengáis) y vamos añadiendo la mantequilla en taquitos, poco a poco. Cuando hayamos añadido toda la mantequilla, ponemos el cacao en polvo y el extracto de almendras. Seguimos batiendo y pasamos el punto crítico en el que parece que se nos ha cortado y que eso no va a haber quien lo salve (tranquilos, se recupera!! ), al cabo de un rato de continuar batiendo y como por arte de magia nuestra pasta cortada pasa a ser un delicioso Swiss Meringue Buttercream!!! o lo que es lo mismo la crema de merengue suizo ;)

Esta cobertura se puede refrigerar unos días o congelar hasta 8 semanas. Para que luego se pueda volver a utilizar habrá que dejarla a temperatura ambiente que se descongele o atempere, según el caso, y volver a batirla un buen rato para que coja la textura que tenía antes de refrigerar o congelar.

Ojo!! Estos cupcakes están mucho más ricos de un día para otro, eso sí, conservándolos a temperatura ambiente, porque si los metéis a la nevera, la crema de merengue suizo se pondrá dura como una piedra y ni os cuento la magdalena!!

Se me olvidaba! Volví a utilizar la boquilla 1M de Wilton para hacer las rosas y las decoré con las almendras troceadas y la purpurina. Que brillen, que brillen!!! ^_^

Besines a todos!
Vero.