domingo, 2 de diciembre de 2012

Tarta de dinosaurio

Otro año más que pasa para mi sobrino mayor, que ya ha cumplido 5 añazos!!! Y es que 5 años ya es de mayor!! jajaja. Se ha pasado todo el año pensando en cumplir los 5 y había que hacerle una tarta para celebrarlo, cómo no! 


Después de investigar y saber que ahora está toooodo el tiempo jugando con dinosaurios, sólo con dinosaurios, estaba claro que la temática de la tarta tenía que ser ésa.




Aproveché algunos de mis nuevos conocimientos adquiridos en el curso de bizcochos y rellenos de Cakes Haute Couture y me decidí por hacer un remake de una receta de bizcocho de vainilla de Sweetapolita, que al final no tenía naaada que ver con la suya, pero bueno, la idea surgió de aquélla y de saber ahora más cómo modificar ingredientes en una receta. El bizcocho de vainilla terminó convirtiéndose en un bizcocho camuflaje: marmolado de chocolate y vainilla teñida de verde.




Estaba buenísima. Mis sobrinos terminaron comiéndosela a puñados, literalmente. No os digo más!! 

Bueno sí, que os animéis a hacerla porque triunfará en cualquier ocasión, sobre todo si hay peques ;) 




Bizcocho marmolado de vainilla y chocolate: 
( Con masas y a lo loco)

- 320g de harina de repostería
- 40g de cacao en polvo sin azúcar (Valor o similar)
- 400g de azúcar
- 1/2 cucharadita de sal
- 1 sobre de levadura química o polvo de hornear (Royal, etc..)
- 230g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
- 300ml de buttermilk
- 4 huevos L a temperatura ambiente
- 2 cucharaditas de pasta de vainilla de calidad

Engrasamos los moldes (yo usé 2 de 20cm) y precalentamos el horno a 175ºC. Tamizamos los ingredientes secos en 2 boles, quitando 40g de harina a uno de ellos y cambiándolos por el cacao en polvo.
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que blanquee y esté espumosa, agregamos los huevos batiendo hasta que estén completamente integrados. Mezclamos el buttermilk con la vainilla, dividimos en 2 vasos y reservamos. Pesamos la mezcla de la mantequilla con el azúcar y los huevos y la dividimos en dos boles. Vamos agregando la mezcla tamizada de harina en una de las mitades, alternando con otra de las mitades de buttermilk y mezclamos hasta que esté integrado y no más. Y la que contiene el cacao con la otra mitades de buttermilk sobre la mitad de mantequilla que teníamos reservada. Así conseguiremos dos masas, una de vainilla y la otra de chocolate. La de vainilla la podemos teñir de verde (yo usé el gooseberry de Sugarflair).
Alternamos las mezclas en los moldes, intentando poner la misma cantidad de ambas mezclas en ambos moldes, y creamos el efecto camuflaje. Horneamos durante 30 minutos aproximadamente o hasta que al pinchar la brocheta salga limpia.

Ganache de chocolate blanco:

2 partes de chocolate blanco por 1 de nata espesa.

Aquí no os doy pesos, porque depende de la cantidad de relleno, capas y cobertura que queráis hacer. Sólo tenéis que tener en cuenta la proporción.
Hervir la nata, dejarla atemperar batiendo con una varilla. Derretir el chocolate y agregar a la nata. Mezclar hasta que esté brillante y homogéneo. Luego lo montaremos con la KA o similar, con el globo o varillas, y dejaremos que repose a temperatura ambiente un día entero para que coja la textura adecuada.

Montar la tarta y decorar como más nos guste. Para ésta tarta utilicé un kilo de fondant de vainilla (entre modelado y cubierta) y lo teñí del mismo verde en distintas intensidades. Los efectos marrones están hechos con colorante en polvo color chocolate de Rainbow Dust.

Espero que os guste. 

Besotes a tod@s!!
Vero.


domingo, 18 de noviembre de 2012

Curso en Cakes Haute Couture, un sueño hecho realidad

Después de un montón de meses, llegó el momento de hacer las maletas para ir a Sitges, al Atelier de Patricia Arribálzaga, Cakes Haute Couture.


Y por fin pude conocer a Patricia!! Qué os voy a contar de ella que no se sepa ya... es estupenda, atenta, explica todo fenomenal y tiene un gusto exquisito. Pero seguro que esto ya lo sabíais. En fin, que me encantó tener el honor de conocerla y asistir a su curso de bizcochos y rellenos.

El Atelier es precioso: sencillo, elegante, con muchísima luz y un montón de tartas decoradas que animan a cualquiera a ponerse con las manos en el fondant. Todo ello amenizado por la hospitalidad de Patricia y Martín, que entre cafecitos, infusiones, pastas de té y catas varias de los distintos rellenos que íbamos aprendiendo, hacían que se pasase el tiempo volando!!





La cantidad de información que te da Patricia es asombrosa y su hincapié en el uso de materias naturales y de primera calidad te hace darte cuenta del porqué de su  éxito en el mundo de la repostería creativa. Desde luego, cualquiera que piense que estas tartas o cupcakes son insípidas, secas o demasiado dulces es que nunca ha probado un buen bizcocho o una crema de cobertura o relleno como dios manda. Afortunadamente, ésa era también mi idea desde que comencé con esto, así que he encontrado en las enseñanzas de Patricia un punto de referencia y una fuente de inspiración para futuras creaciones.



Tuvimos muy poquito tiempo para montar los distintos bizcochos y hacer fotos (en ésta falta un bizcocho más con su correspondiente relleno), porque Patricia nos resolvía toooodas las dudas que le íbamos planteando, y claro, eso hace que al final vayas contrareloj.



Fue un grupo estupendo, y estoy encantada de haber conocido a todas y cada una de las participantes del curso: Karina (Love cupcakes Vigo), Anna, Silvia (Dariela's Cake), Inés (Anís y el mono), Malala, Jaione, Cristina (Cristina Arte y Glase), Silvia, Carolina, Nieves (A ratitos en mi cocina). Chicas, tenemos que seguir en contacto!! :)

Y brindando un cóctel de champagne y almíbar de frutos rojos, me despido por hoy. En la próxima entrada traeré receta rica, rica, y muy otoñal.



Besotes,
Vero.

martes, 6 de noviembre de 2012

Primer cumpleblog: Violet and vanilla ombre cake y millones de gracias!!

Aquí estamos un año después, con más recetas hechas que publicadas, con un montón de cosas aprendidas, cursos hechos y, sobretodo, con muchísima gente estupenda a mi lado (o al otro lado del monitor, mejor dicho) que he encontrado en el camino.
Este año no voy a basar la entrada entera en felicitar a mi madre y decirle cuánto la quiero porque ya lo sabe; además, acabo de estar con ella y le he llevado mi última creación, que espero poder publicar en breve porque estaba riquísima ;P
Este año quiero agradeceros a tod@s vuestro apoyo, el haber estado ahí antes o después, y animarme a seguir haciendo cositas a pesar de haber pasado por momentos muy complicados. En especial a mi marido, que es mi todo (aunque nunca se lo diga públicamente), y seguidamente a amigos privados (que saben quiénes son y cuánto les quiero), y a otras, que a día de hoy también puedo llamar amigas por tener siempre gestos y palabras adecuadas, gracias Vanina, Gloria, Isabel, Miriam y Estíbaliz, Esther, Nohemí, Elena, Gloria... seguro que me dejo a alguien, pero lo dicho, sabéis quiénes sóis y que os tengo mucho cariño, así que no me riñáis si no os he mencionado expresamente, eh? :P


Y tras semejante charla sensiblona, tan poco normal en mí (aunque justificada por las circunstancias), os dejo la que ha sido, hasta la fecha, la combinación de sabores que más me ha gustado de toooodas las que he probado este año: violetas y vainilla! 
Un layer ombre cake, o lo que es lo mismo, tarta de capas degradadas, riquíiiisima, jugosa, suave, sedosa y apta para cubrir tanto con manga como con fondant. 

Y no, no se me ha olvidado poner la receta, es que no sé ni dónde tengo la cabeza y no consigo recordar dónde apunté la definitiva, pero os prometo que en cuanto la encuentre, la subo. 

Millones de gracias a tod@s, por estar ahí, por leerme y seguir también la página de Facebook!! 
Besotes,
Vero.

P.D.: Para Oihane, su familia y nuestros amigos: ojalá algún día podamos acordarnos de ti sin sufrir y que en algún momento volvamos a estar sentadas juntas en el sofá, riéndonos de alguna tontería y compartiendo un té. Siempre estarás aquí. Te quiero.


martes, 23 de octubre de 2012

Galletas de flan con caramelo y chips de chocolate

Llevamos semanas viendo delicias de temática "halloween" en casi todos los blogs reposteros del mundo, y sinceramente, yo tenía pensado hacer varias cositas para esta divertida y "recientemente" adoptada festividad americana, peeeero no os imagináis cómo se han liado las cosas por aquí últimamente! Así que por el momento sólo tengo prevista una entrada de este estilo, que la reservo para el día en cuestión. Si consigo hacer algo más, lo publicaré cuanto antes ;P

De momento os dejo con mi último antojo galletil. Ya sabéis cómo funcionan éstas cosas, un día ves algo, lees una receta, y de repente sabes que "tienes" que hacerla, pero no te conformas con eso, y le buscas un punto más, o un ingrediente diferente o algo que te apetece muchísimo y "tiene que estar en ésa receta en concreto".


Galletas de flan con caramelo y chips de chocolate :)

 Y éste es el resultado de la combinación de la receta de las butterscotch pudding cookies de table for two con mis modificaciones para adaptarlas a los productos españoles. No sé en vuestras ciudades, pero en Logroño no se encuentra así como así mix para hacer pudding... así que le di el cambiazo por nuestro clásico preparado para flanes. Rebajé la cantidad de azúcar porque le iba a añadir caramelo y me puse a ver qué salía!

Qué obtuve? Unas cookies, galletas o como queráis llamarlas, tiernas y sabrosas, que si las tomas sin nada saben más a chocolate pero que si las acompañas de leche, café o alguna infusión resalta el sabor del flan. Me encantaron!!



Os dejo ya con la receta, que me enrollo y no callo!


Galletas de flan con caramelo y chips de chocolate:
2 y 1/2 tazas de harina 
1 cucharadita de bicarbonato sódico
1/2 cucharadita de sal
2 huevos L
200g de mantequilla a temperatura ambiente
3/4 taza de azúcar moreno
1 sobre de preparado para flan 
30g de caramelo líquido
2 cucharaditas de extracto de vainilla
chips de chocolate al gusto

Precalentamos el horno a 180ºC. Ponemos papel de horno o un tapete de silicona en un par de bandejas de galletas o tres si las tenéis.
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que blanquee, agregamos los huevos uno a uno, después el caramelo líquido, el extracto de vainilla y el preparado de flan. Bajamos la velocidad de la KA o stand mixer que tengáis y añadimos la mezcla de la harina con la sal y el bicarbonato sódico (sin tamizar). Una vez que esté todo integrado agregamos los chips de chocolate y los mezclamos a mano con una espátula.
Horneamos cada tanda de galletas 10-12 minutos, según lo tostaditas que os gusten. Las dejamos reposar fuera del horno, en la bandeja 3 minutos más y luego las pasamos a una rejilla para que se enfríen por completo. 
A mí me salieron dos docenas de galletas grandes. 

Besotes a tod@s y a disfrutar de las galletas!!
Vero.




sábado, 13 de octubre de 2012

Empieza la temporada de la calabaza con: cupcakes de calabaza y queso!!

Ya ha empezado la temporada de la calabaza, aunque como actualmente la encontramos todo el año, no parece una gran noticia. Pero si te gustan o tienes la oportunidad de que te regalen (como en mi caso) calabazas de las de temporada, pues es un notición!!

Así que allá que me puse, a hacer puré como una loca, para poder utilizarlo de múltiples formas: bizcochos, cupcakes, cremas, con legumbres... Imaginación al poder! Desde que descubrí lo bueno que queda cociendo la calabaza al vapor gracias a esta receta del Rincón de Bea, no lo preparo de otra forma. Sale denso, natural, con todo el sabor de la calabaza y sirve para hacer luego lo que quieras con él! Una maravilla.

Y como estoy otra vez con los cupcakes a vueltas, y vi una receta que me encantó al leerla (porque lleva buttermilk), allá que fui de cabeza.



La receta la adapté un poco, porque era para 32 cupcakes y llevaba demasiadas especias, así que reduje cantidades, quité alguna que otra especia y los hice a mi gusto. Además añadí unos cacahuetes caramelizados picados y le cogí prestada a Gloria, de En ocasiones veo cupcakes, su receta del frosting de queso, que está buenísimo!!! Gracias, Gloria (aunque realmente mis pantalones te odian porque ya me he comido 5 cupcakes, además de rebañar la pala de la KA, la espátula y el propio bol... :S )



La receta original es de Michelle, de Brown Eyed Baker, pero como os he comentado, modificada a mi gusto.

Cupcakes de calabaza con frosting de queso:

1 taza de harina con levadura, bizcochona o self-rising
1/4 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de canela en polvo
1/4 cucharadita de nuez moscada en polvo
1/4 taza de mantequilla a temperatura ambiente
1/3 taza de azúcar moreno
1 huevo L
1/4 taza de buttermilk
1 y 1/2 taza de puré de calabaza

Precalentamos el horno a 175ºC y ponemos los papelillos de cupcakes que escojamos en el molde.
Los ingredientes deben estar todos a temperatura ambiente. Tamizamos la harina junto con las especias y la sal y reservamos la mezcla.
Batimos la mantequilla con el azúcar moreno hasta que aclare y quede espumosa, a velocidad media alta. Añadimos el huevo y batimos hasta que se integre. Bajamos la velocidad y agregamos alternativamente 1/3 de la mezcla de la harina seguida por la mitad del buttermilk y así hasta terminar con la harina. Repartimos la mezcla en las cápsulas (llenando hasta la mitad aprox.) y horneamos unos 17 minutos. Dejamos que enfríen 3-5 minutos en el molde y luego pasamos a la rejilla para que terminen de enfriarse.

Frosting de queso:
125g de icing sugar tamizada
60g de mantequilla a temperatura ambiente
250g de queso crema de 35% de materia grasa mín., frío.  

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté cremoso. Añadimos el queso y batimos hasta que esté integrado. Podemos añadir algún colorante o esencia si queremos. 

Los míos los decoré con la boquilla 2D de Wilton y con cacahuete picado caramelizado.

 
Os los recomiendo, están riquísimos!!

Besotes,
Vero.

martes, 2 de octubre de 2012

Taller con The Cupcake Mama: minitarta con magnolia

Por fin llegó el sábado y me fui a Zaragoza a hacer el taller de una minitarta con magnolia que impartía Elena (The Cupcake Mama) en The Cupcakes Home.



Y por fin conocí en persona a Elena!! Y sabéis qué? Es tan genial como parece no, más!! Me lo pasé genial, conocí a un montón de locas de las masas y encima aprendí a alambrar flores!  Un día perfecto. 

The Cupcake Mama y Con masas y a lo loco, por fin juntas!!




No saqué muchas fotos, al menos aprovechables, porque fuimos a toda pastilla para que nos diese tiempo de todo. 

Todo el grupo en el descanso.

Nuestras creaciones.

Como os digo, el taller, genial; la profe, estupenda; y las anfitrionas y dueñas de The cupcakes home, súperatentas y encantadoras!! Mi autobús salía media hora después de terminar el curso, así que no pude quedarme en la tienda a comprar todo lo que quería, pero si vivís en Zaragoza, os la recomiendo; tienen muchísimas cosas!

Por cierto, la tarta sobrevivió perfectamente al viaje de 2 horitas en autobús ;) 
Y el domingo, aprovechando media horita que salió el sol, la pude fotografiar en casa. No os voy a poner tooooodas las fotos que le hice, porque no quiero mataros del aburrimiento, pero sí alguna más, que estoy taaaan orgullosa... ^_^





















De lo que no tengo fotos es del corte porque aún no me he atrevido a destrozarla... Pero os puedo decir que son 3 capas de un estupendo bizcocho de vainilla humedecido con almíbar de fresitas del bosque, y relleno de confitura de fresas y buttercream de fresas. De la minitarta de Elena dimos buena cuenta en el taller, y estaba riquíiiiisima!!

No me enrollo más.

Besotes!
Vero.

domingo, 23 de septiembre de 2012

De vuelta a las masas: tarta de rollitos de canela

Buenas a tod@s de nuevo!!

Después de un verano de locos, y de que hayan terminado las fiestas de San Mateo, vuelvo a dar guerra en el blog! ^_^

Tarta de rollitos de canela

No os podéis imaginar las ganas que tenía de hacer rollitos de canela. Peero, sólo rollitos de canela? Es que también quería hacer una tarta!! Y ya sabéis cómo funciona mi cabecita, si quiero dos cosas al mismo tiempo no puedo parar hasta encontrar la forma de conseguir ambas! Y si las puedo combinar, mejor que mejor! 

La foto que me llevó a probar un editor de imágenes.


Respuesta de mi cerebro: "haz una tarta de rollitos de canela!" Me pareció buena idea. Así que le di la razón y me puse a pensar cómo conseguirlo. No fue muy difícil... simplemente me di cuenta de que los rollitos (como la mayoría de las masas) aumenta de tamaño en el horno, y esto me llevó a la idea de que si aplicaba una presión mayor durante el horneado, los rollitos se unirían irremediablemente. Conclusión: un molde para tarta del tamaño justo para que cupiesen los rollitos antes de hornearlos. La expansión de la masa con el calor, debería hacer el resto. Y funcionó!!!  

Aunque el glaseado chorree, nunca es demasiado!! ;P
 Y como parece que el día iba de experimentos, estuve trasteando con un editor de imágenes cuando vi el churro de fotos que me estaban saliendo por falta de luz. El resultado, que muchos ya lo habéis visto en Facebook, fue éste:






No sé si seguiré usándolo, pero me lo pasé genial!! ;)

Tarta de rollitos de canela:

350g de harina de todo uso
2 cucharaditas de levadura química o polvo de hornear (Royal, etc..)
1/4 cucharadita de sal
2 cucharadas de azúcar blanquilla
3/4 cucharadita de canela (o más, según gustos)
200ml de leche semi
2 yemas de huevo L
110g de mantequilla derretida.

Para el relleno:
1 cucharada de mantequilla sin sal derretida
1 cucharadita de canela
1 y 1/2 cucharadas de azúcar blanquilla
2 cucharadas de azúcar moreno

Precalentamos el horno a 180º. Engrasamos un molde de 15cm con spray desmoldante.

En un bol ponemos la harina, que habremos tamizado junto con la levadura y la sal. Agregamos el resto de ingredientes y mezclamos hasta que esté más o menos homogéneo. Sacamos del bol y amasamos un poquito para que termine de quedar uniforme la masa. Estiramos la masa con las manos hasta formar un rectángulo de apróximadamente 40 x 25 cm. 
Mezclamos en otro bol los ingredientes del relleno y los esparcimos bien por la superficie de la masa estirada. Luego la enrollamos, formando el típico rollo tipo brazo de gitano. Cortamos el rollo en 8 porciones y las ponemos en el molde. Veréis que quedan justitas justitas. Horneamos durante unos 30-35 min. o hasta que veamos que están dorados.
Dejamos enfriar en el molde y desmoldamos con cuidado, le damos la vuelta y dejamos enfriar hasta que esté templado sobre una rejilla.

Para el glaseado:
125g de azúcar glass
2 cucharadas de mantequilla sin sal blandita
2 cucharadas de agua hirviendo 
1 cucharadita de pasta de vainilla bourbon.  

Batimos bien los ingredientes del glaseado con unas varillas y cubrimos la tarta de rollitos templada con el mismo.   

Besotes y gracias a tod@s por estar ahí, y una cariñosa bienvenida a los nuevos seguidores tantos del blog como de Facebook. :)
Vero.
 
 
 






lunes, 13 de agosto de 2012

Receta del ombre cake de chocolate que hice para mi suegra... con muchíiiiiisimo retraso!!

Por fin saco un ratito para poder escribir este post!!

Siento muchíiiiiiiisimo el retraso, de verdad, pero el día no me da para más...

Como hubo mucha gente que me pidió la receta del bizcocho de chocolate que utilicé para el ombre cake que hice para mi suegra, os la dejo en este mini-post.



Es una adaptación del chocolate layer cake de Bea, de El rincón de Bea, con algunos cambios. Espero que os guste esta versión:




Chocolate cake: 
(Con masas y a lo loco)

370g de harina de repostería
1 y 1/2 cucharaditas de levadura química o polvo de hornear (Royal...)
1 y 1/2 cucharaditas de bicarbonato sódico
1/4 cucharadita de sal
250g de chocolate 60% (Yo usé uno de Nestlé)
170g de aceite de girasol
320g de azúcar moreno
4 huevos L + 1 yema
1/2 litro de leche ( yo utilicé semidesnatada sin lactosa, a Tª ambiente)
2 cucharaditas de pasta de vainilla bourbon.

Precalentamos el horno a 170ºC. Vamos preparando mientras los 3 moldes de 20cm, con spray desmoldante, aceite, mantequilla y harina... cada cual sabe cómo le gusta más el resultado, no? Yo estoy enamorada de la practicidad del spray desmoldante y ahora sólo uso eso. Forramos la base de los moldes con papel de hornear.
En el microondas, a baja potencia, y por periodos de tiempo cortitos, vamos derritiendo el chocolate (que tendremos cortado en trocitos). Cuando lo tengamos listo, lo reservamos.
Disolvemos la pasta de vainilla en la leche y reservamos. 
En esta receta las yemas y las claras se trabajan por separado. Por un lado montamos las claras y las reservamos, y por otro batimos las yemas hasta que estén espumosas.
Batimos a velocidad media el aceite con el azúcar, y vamos añadiendo las yemas hasta que estén incorporadas. Bajamos la velocidad y agregamos el chocolate. Posteriormente iremos añadiendo la harina (tamizada junto con la levadura química y el polvo de hornear) en 3 veces alternando con la mezcla de leche y vainilla. Tendremos que terminar los pasos añadiendo el último tercio de harina. Incorporamos muy suavemente las claras montadas para que no se bajen demasiado. 
Repartimos la masa entre los moldes y horneamos durante unos 22 minutos (según el horno) o hasta que al pinchar con la brocheta, ésta salga limpia. 
Los dejamos enfriar sobre una rejilla, luego desmoldamos y dejamos que se terminen de enfriar en la rejilla quitándoles el papel de hornear que estará pegadito.

Una vez estén totalmente fríos, los podemos envolver en papel film y guardar en la nevera hasta el día siguiente (incluso 3 días) y si es más tiempo, directos al congelador y los sacamos el día unas horas antes de que los vayamos a necesitar.





Y como ya he comentado en Facebook, con esta receta me despido por una breve temporada (espero que un mes, mes y medio todo lo más) por motivos laborales.

Muchísimos besos a tod@s y gracias por estar ahí!!

P.D: Seguiré intentando contestar lo más rápidamente posible dudas y mensajes aunque no publique ;) 





 

domingo, 22 de julio de 2012

Ombre cake de chocolate para mi suegra

Otro post que tenía pendiente era el de la tarta que hice para el cumpleaños de mi suegra. En casa no gusta demasiado el fondant, así que me las tenía que apañar con algún buttercream, nata o similiar (finalmente ganó mi swiss meringue buttercream :P). A mi suegra le gustan los morados, así que ya tenía algo por dónde empezar; y el sabor, chocolate y vainilla (que a mis sobrinos les vuelve locos). Quedaba pensar en el diseño...

Otro estilo de ombre cake: esta vez en vertical.

Y se me ocurrió hacer un degradado de rosa a malva, lila... Peeero una vez la tenía dibujada en papel, con el degradado en horizontal (como todos de los ombre cakes que había visto por ahí), a mi marido se le ocurrió que de ésa forma no se veía el efecto desde arriba, y me dio la idea de hacerlo en vertical, para que se pudiese apreciar el degradado desde otro punto de vista. Me encantó la idea y me puse a ello!! (Gracias por tus aportaciones, guapo!!) 


Detalle de los pétalos, mariposas, esponja...

Otro punto de vista.






Después de este momento de agradecimiento a mi más fiel seguidor y apoyo en todo esto, deciros que finalmente se quedó con el nombre de "la tarta de los pétalos". Ya os contaré el por qué en otro post.

He aquí el corte. 


No sé cómo sobrevivió hasta el postre con mis sobrinos intentando cogerla como si fuese un juguete para comer cada vez que nos descuidábamos, pero sobrevivió!!! Y hasta logramos hacer esta foto del corte en tiempo récord! jajaja




Espero que os haya gustado esta forma de ver los ombre cakes. En casa gustó muchísimo. ;)


Besotes y hasta la próxima entrada!!

domingo, 15 de julio de 2012

Taller de galletas decoradas con Mensaje en una galleta... más vale tarde que nunca!

Lo sé, no tengo perdón. 
Llevo sin publicar mes y medio, y en la anterior entrada ya me daba vergüenza lo dejado que tenía el blog... pero han pasado taaaaantas cosas en mi vida, que necesito una nueva reorganización del tiempo y no sé cuándo se va a poder dar.
Así que pido disculpas por el abandono blogueril que he tenido, pero prometo ponerme las pilas a la de ya! ;)

Hoy quiero empezar por poneros unas fotos del increíble, maravilloso e imprescindible taller de galletas que tuve la suerte de poder hacer con Miriam y Estíbaliz, de Mensaje en una galleta. Los que me seguís por FB, sabéis que tengo especial admiración y debilidad por su trabajo y por ellas como personas. 
Pero bueno, dejémonos de peloteo :P y vamos al grano: el taller.
Si tenéis pensado hacer alguno con ellas, que sepáis de antemano que son muy pero que muy exigentes, cosa que se agradece en los resultados finales, os lo aseguro. Son unas profes estupendas y el taller está perfectamente organizado, desde aprender a hacer una buena masa para galletas decoradas, una glasa real fantástica, teñido, delineado, relleno y diseño con distintas técnicas. No hay un momento de respiro; soñaréis con galletas quienes los curséis y acabaréis viendo galletas por toooodas partes! jajajaja
Y bueno, la organización, siendo on-line es sencillamente genial. Están atentas a todo, hasta el más mínimo detalle (sí, Miriam, lo digo por tu lupa :P ) y no te sientes perdida en ningún momento, y si esto ocurre, llegan al rescate en menos que canta un gallo!

Resumiendo: taller imprescindible con unas profesoras excelentes. Si se pudiesen dar estrellas a los talleres como a los hoteles, ellas se llevaban las 5 lujo superior, y más porque no hay!! 


Y después de esto, os dejo con el resultado de algunas de las creaciones que hice gracias a ellas. No seáis muy mal@s juzgando, tened en cuenta que es la segunda vez en mi vida que hago galletas decoradas ;P


Selección de galletas con diversas técnicas

Osito amoroso y electro.
Decoración variada y flor wet on wet.


Detalles del vestido y la sombrilla.
Sombrilla y vestido de fiesta con texturas.


































Pues con estas fotitos me despido hasta la siguiente entrada.
Mil  gracias por vuestra paciencia, por seguir ahí y bienvenidas a las nuevas incorporaciones.


Besotes!!
Vero.

martes, 5 de junio de 2012

Cupcakes de frambuesa y mascarpone

Llevo tanto tiempo sin publicar nada que me da vergüenza y todo!!
¿Sabéis ésas épocas en las que quieres hacer y tienes mil cosas que hacer, y al final el tiempo pasa y no te cunde nada? Pues en una de ésas rachas estoy yo. Lo peor es que las ideas van y vienen a la misma velocidad y no te da tiempo de asimilarlas y hacerlas tuyas para llevarlas a cabo. Así que voy como por impulsos: si se me ocurre algo, lo hago en el momento, porque si no, se me olvida lo que quería hacer!! jajajaja 
Así surgieron hace un tiempo estos cupcakes: abrí la nevera, tenía frambuesas, tenía mascarpone y me apetecían unos cupcakes! 

Resultado: Cupcakes de frambuesas y mascarpone!!
La receta del frosting se la tengo que agradecer a Tania, de Tartania, que me la recomendó y no sabéis lo rica que está y lo consistente que queda para manejar con la manga pastelera!! Mil gracias, Tania! 




Y para darle ése puntillo tipo helado, qué mejor que unos sprikles de colores!! (gracias, Cris ;) )




El color de la masa (que no se asuste nadie al hacerlos) es una especie de malva extraño, que al hornear los cupcakes hace que el interior parezca grisáceo. Es debido a las frambuesas naturales, no es que se haya puesto malo ni nada por el estilo! 






Os dejo la receta y os recomiendo muy mucho que los hagáis. Están impresionantes!!!

Cupcakes de frambuesas con frosting de mascarpone:

Para los cupckes:

100g de harina
1 cucharadita de levadura química o polvo de hornear (Royal, etc...)
1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
125g de azúcar
100g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
2 huevos L
2 cucharadas de leche
1 cucharadita de extracto de vainilla
100g de puré de frambuesas (con o sin las semillas)

Precalentamos el horno a 170º y colocamos los papelillos para cupcakes en el molde.
Tamizamos la harina junto con la levadura química y el bicarbonato. Reservamos.
Batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta que blanquee, agregamos los huevos uno a uno. Echamos la mitad de la mezcla de la harina, y mezclamos hasta que se integre; agregamos la leche junto con la vainilla y el puré de frambuesas y por último la otra mitad de la mezcla de la harina hasta que quede uniforme.
Los cocemos en el horno durante unos 20 min. o hasta que la brocheta salga limpia. Dejamos enfriar sobre una rejilla.

Para  el frosting de mascarpone:

250g  de mascarpone frío
1 taza de azúcar glass o icing o más (según vuestro gusto)
100ml de nata para montar

Batir el queso hasta que esté cremoso; añadir el azúcar y cuando esté integrado, verter la nata y seguir batiendo hasta obtener la consistencia deseada.

Espero que los disfrutéis. Son suaves, esponjosos y muy jugosos!!

Besotes y gracias por estar ahí,
Vero.

P.D.: Espero no tardar tanto tiempo en publicar la siguiente entrada.

  

jueves, 3 de mayo de 2012

Tarta de cumpleaños para Víctor

La semana pasada fue el cumpleaños de mi cuñado. Y preguntando a mi cuñada llegamos a la conclusión de que la tarta tenía que ser de ciclismo, su mayor afición antes de que tuviese que aparcar la bici cuando llegaron mis sobrinos. 


Total, que como iba a haber niños, el sabor tenía que ser algo sencillito; elegimos chocolate y vainilla, cómo no! jajaja



Llevaba ya tiempo buscando "LA" receta del bizcocho de chocolate perfecto, y casualmente, Bea, de El rincón de Bea publicó una receta increíble, supersabrosa, jugosa, maravillosa... qué más puedo decir!! Para mí, la perfección de los bizcochos de chocolate hasta el momento. Os dejo aquí el enlace de su entrada de este "double chocolate cake". No he variado nada, la he hecho paso a paso y aunque es un poco laboriosa, os aseguro que merece la pena. Y mucho! 



El relleno fue mi adorado swiss meringue buttercream, o crema de merengue suizo, esta vez de vainilla (receta aquí). 
Con la boquilla 233 hice el césped; el ciclista, bici, y letras, con fondant.


Las fotos las saqué muy tarde, casi no había ya luz y así salieron... pero tenía que llevar la tarta a casa de mis cuñados, así que no hubo otra solución. A ver si aprendo algún día a usar el Photoshop, que ya me vale!! jajajaja


Besotes!
Vero.


P.D.: Gracias, Bea, por compartir tantas cosas con el mundo!! ;)