jueves, 2 de febrero de 2012

Tarta de rosas rojas: se acerca San Valentín...

Qué haces cuando has hecho una mini-tarta de chocolate y whisky por antojo y de repente se te ocurre que también tiene que estar rellena de crema de merengue suizo y que tiene que tener todas capas que seas capaz de cortar?? Pues yo os contesto: te vuelves loca y terminas haciendo ésa tarta que te obsesionaba desde hace más de un año, cuando viste el diseño por primera vez en alguna web que no eres capaz de recordar!! 

 Tarta de rosas!!! pero éstas rojas, que ya llega San Valentín!!

Esta versión, porque es una versión aunque no sepa de quién es el diseño original (disculpas para la creadora por no lograr recordarlo), roja, como todo lo que invade los blogs reposteros y los escaparates en estos días es, además, mini! La hice para estrenar el último molde de PME que compré, de 10cm de diámetro, así que está genial para compartir con tu pareja (si no coméis otra cosa porque llena muchísimo! jejeje).


Y como no soy muy sanvalentinera, pues no me voy a enrollar mucho. Sólo comentaros que el relleno es de swiss meringue buttercream de vainilla y que las rosas también son de crema de merengue suizo pero de cereza. El resultado fue un bizcocho suave y esponjoso con la cremosidad y jugosidad que aporta siempre el swiss meringue buttercream a las cinco capas que conseguí cortar al final ;) Mi primer layer cake de 5 capas!!!





Aquí queda mi mini versión de la tarta de rosas. Seguro que en breve la repito! 

Tarta de rosas rojas:

Para el bizcocho (de 10cm, me salió bizcocho y medio... no me preguntéis qué pasó con el medio, jejeje):
100g de harina de repostería tamizada
1 y 1/2 cucharaditas de levadura química o polvo de hornear (tipo Royal)
80g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
2 huevos M 
70g de azúcar moreno
40g de chocolate negro de cobertura
1 cucharadita de extracto de vainilla
1 cucharada de leche
1 cucharada de whisky, o más según lo cargadito que lo queráis.

Precalentamos el horno a 170º. Engrasamos y enharinamos el molde, o usamos un spray desmoldante, eso a nuestro gusto. Batimos la mantequilla con el azúcar moreno hasta que esté bien cremoso, vamos añadiendo los huevos uno a uno. No añadimos el siguiente hasta que el primero esté bien incorporado. Añadimos el chocolate que previamente habremos fundido, con cuidado de no pasarnos de tiempo, en el microondas o al baño maría. Mezclamos la harina con la levadura en polvo y la tamizamos. Mezclamos la leche con el extracto de vainilla y el whisky y lo reservamos. Agregamos a la masa la mezcla de la harina, sólo la mitad, después la mitad de la mezcla de la leche, cuando se incorpore pasamos a añadir la otra mitad de los ingredientes secos y por último lo que nos queda de los líquidos. Batimos lo justo para que se integren bien. Vertemos la masa en el molde hasta llenar como 2/3 partes. Horneamos durante unos 20 minutos o hasta que al pinchar la brocheta salga limpia.

Para la crema de merengue suizo (o swiss meringue buttercream):

9 claras pasteurizadas (las podéis encontrar en Mercadona)
350g de azúcar blanquilla
530g de mantequilla (a temperatura ambiente)
2 cucharaditas de extracto de vainilla
1 cucharada de confitura de cereza negra (a mí me encanta la de Hero)

Calentamos las claras y el azúcar al baño maría, removiendo con la varilla para que el azúcar se disuelva totalmente, sin dejar que hierva el agua para que no se nos queme. Nos costará unos 4-5 minutos a unos 60ºC. Si no tenemos termómetro específico de cocina, ése punto lo alcanza cuando al meter el dedo podamos aguantar el calor sin quemarnos y notemos que los gránulos del azúcar se han disuelto. Retiramos del fuego y montamos hasta obtener un merengue blanco y brillante, que haga picos. Si durante el proceso no se ha enfriado el merengue, esperaremos a que lo haga (no se baja), lo pasaremos con cuidado al bol de la batidora e iremos añadiendo la mantequilla (cortada en cubitos) poco a poco a velocidad media-alta y añadiremos el extracto de vainilla; seguiremos batiendo pasando el momento en el que parece que se ha cortado la crema y cuando vuelva a ligar y esté cremosa pararemos la batidora. Dividimos la crema en dos partes. Reservaremos la que ya tenemos con sabor a vainilla para el relleno. A la otra mitad le añadiremos la mermelada de cereza y el colorante rojo en gel o pasta y seguiremos batiendo hasta que quede del color que queremos. Ésta mitad la usaremos para cubrir la capa exterior del bizcocho y hacer las rosas, con la boquilla 1M de Wilton.
Pondremos el bizcocho, una vez horneado y enfriado en la rejilla, envuelto en film transparente en la nevera durante toda la noche. Al día siguiente lo sacaremos, lo cortaremos en las capas que queramos, y lo podremos rellenar con la crema de merengue suizo (que recomiendo hacer ése día, y si la tenemos hecha del día anterior, habrá que volver a batirla para que vuelva a conseguir su consistencia) y decorar haciendo las rosas por toooodo el bizcocho.

Feliz día de los enamorados con un poquito de adelanto!!
Vero.

 
 



16 comentarios:

  1. ¿Cómo haces esas rosas?
    Este finde me lo tienes que explicar...

    alie

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedado preciosa!! Me encanta el color que has escogido para las rosas.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Alie, ya te explicaré lo de las rosas, es muy fácil ;)
    My Solitary Ground, gracias!!!

    Besines a las dos!!

    ResponderEliminar
  4. Vero: Como ya te he dicho, es una maravilla. Un trabajo impecable de colores y textura. Felicitaciones (ojala algun dia a mi tambien me salga el rojo tan preciosamente rojo)

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Vanina!
    Lo del rojo yo lo consigo sin problemas con los colorantes en gel de Americolor. Espero que te sirva y que la glasa deje de darte problemas!! ;)

    ResponderEliminar
  6. preciosa. me encanta tan pequeñita y tan apetecibles. Apuntada a mi reto personal

    ResponderEliminar
  7. Preciosaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!! Me has dado una gran idea!!!!!!!!!!! Besitossss

    Te dejo mi blog! http://verito-sweetqueen.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  8. Una tarta preciosa, esas rosas, te han quedado pero que muy bien, me encanta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Hola Vero, acabo de encontrarte y me gustan mucho tus trabajos, así que ya me quedo! Esta tarta me parece preciosa, con esas rojas rojas tan bien logradas. Un besito.

    ResponderEliminar
  10. Muchísimas gracias a todas por vuestros amables comentarios!!! Hace ilusión saber que lo que haces con cariño llega a otras personas.

    Besines a todas y gracias por leer el blog!!

    ResponderEliminar
  11. Hola, no me lo puedo creer, encontrar una persona con el mismo vicio que yo y en mi ciudad, Me encanta.
    Enhorabuena por tu trabajo, desde este momento te seguiré y espero coincidamos en algún lugar maseando.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Hola Carol!
    Qué ilusión otra de La Rioja!!!
    Muchas gracias por tu comentario y por leerme.
    Besines!

    ResponderEliminar
  13. Hola Verónica, soy Rosi de casa Fidela en Cantabria, realmente eres una artista, mi hermana y yo estamos con la boca abierta viendo tus obras de arte, esperamos que con la miel de Liebana hagas algo especial.
    Un saludo
    Rosi y Mari.
    casafidela.es

    ResponderEliminar
  14. Hola, Rosi y Mari!!
    Qué ilusión que hayáis entrado a ver el blog y que os guste!!!
    Espero poder hacer alguna receta bien rica con ésa miel taaaaaan estupenda que me proporcionásteis. Muchísimas gracias, de verdad!
    Cuando vuelva por allí (porque volveremos seguro) si queréis probamos a hacer algo ;)

    Besotes a las dos,
    Vero.

    ResponderEliminar
  15. Es justo lo que buscaba. Para cuantas personas salió.

    ResponderEliminar
  16. Hola Aroa,
    Aunque sea de 10cm cunde mucho. Lleva mucha crema tanto de relleno como en la cobertura, así que mejor cortar porciones pequeñas. Para 5-6 perfectamente.
    Besos.

    ResponderEliminar

No dudes en dejar tu comentario, es muy agradable saber que hay gente leyéndome y poder contestaros ;)