sábado, 13 de octubre de 2012

Empieza la temporada de la calabaza con: cupcakes de calabaza y queso!!

Ya ha empezado la temporada de la calabaza, aunque como actualmente la encontramos todo el año, no parece una gran noticia. Pero si te gustan o tienes la oportunidad de que te regalen (como en mi caso) calabazas de las de temporada, pues es un notición!!

Así que allá que me puse, a hacer puré como una loca, para poder utilizarlo de múltiples formas: bizcochos, cupcakes, cremas, con legumbres... Imaginación al poder! Desde que descubrí lo bueno que queda cociendo la calabaza al vapor gracias a esta receta del Rincón de Bea, no lo preparo de otra forma. Sale denso, natural, con todo el sabor de la calabaza y sirve para hacer luego lo que quieras con él! Una maravilla.

Y como estoy otra vez con los cupcakes a vueltas, y vi una receta que me encantó al leerla (porque lleva buttermilk), allá que fui de cabeza.



La receta la adapté un poco, porque era para 32 cupcakes y llevaba demasiadas especias, así que reduje cantidades, quité alguna que otra especia y los hice a mi gusto. Además añadí unos cacahuetes caramelizados picados y le cogí prestada a Gloria, de En ocasiones veo cupcakes, su receta del frosting de queso, que está buenísimo!!! Gracias, Gloria (aunque realmente mis pantalones te odian porque ya me he comido 5 cupcakes, además de rebañar la pala de la KA, la espátula y el propio bol... :S )



La receta original es de Michelle, de Brown Eyed Baker, pero como os he comentado, modificada a mi gusto.

Cupcakes de calabaza con frosting de queso:

1 taza de harina con levadura, bizcochona o self-rising
1/4 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de canela en polvo
1/4 cucharadita de nuez moscada en polvo
1/4 taza de mantequilla a temperatura ambiente
1/3 taza de azúcar moreno
1 huevo L
1/4 taza de buttermilk
1 y 1/2 taza de puré de calabaza

Precalentamos el horno a 175ºC y ponemos los papelillos de cupcakes que escojamos en el molde.
Los ingredientes deben estar todos a temperatura ambiente. Tamizamos la harina junto con las especias y la sal y reservamos la mezcla.
Batimos la mantequilla con el azúcar moreno hasta que aclare y quede espumosa, a velocidad media alta. Añadimos el huevo y batimos hasta que se integre. Bajamos la velocidad y agregamos alternativamente 1/3 de la mezcla de la harina seguida por la mitad del buttermilk y así hasta terminar con la harina. Repartimos la mezcla en las cápsulas (llenando hasta la mitad aprox.) y horneamos unos 17 minutos. Dejamos que enfríen 3-5 minutos en el molde y luego pasamos a la rejilla para que terminen de enfriarse.

Frosting de queso:
125g de icing sugar tamizada
60g de mantequilla a temperatura ambiente
250g de queso crema de 35% de materia grasa mín., frío.  

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté cremoso. Añadimos el queso y batimos hasta que esté integrado. Podemos añadir algún colorante o esencia si queremos. 

Los míos los decoré con la boquilla 2D de Wilton y con cacahuete picado caramelizado.

 
Os los recomiendo, están riquísimos!!

Besotes,
Vero.