sábado, 15 de marzo de 2014

Red velvet layer cake con crema de mascarpone

Esta layer la hice este verano pasado, en un momento de esos en los que encuentras en la despensa un bote que habías comprado hacía tiempo y que ni te acordabas de su existencia. Efectivamente, era el bote de la emulsión Red Velvet de Lorann. 


Esta marca me gusta especialmente para aromatizar la glasa de las galletas decoradas y también había probado alguna emulsión o extracto natural en bizcochos, cremas y las propias galletas con muy buenos resultados cuando no tienes fruta natural a mano o simplemente quieres potenciar el sabor porque no estaba muy madura. O porque no es época de fresas y tú quieres chocolate con fresa sea como sea!! jajajaja 

Había leído que el sabor de esta emulsión de red velvet era fantástico y estaba muy ilusionada pensando que si además del sabor, aportaba el color, no tendría que volver a tener que usar tanto colorante rojo para hacer los red velvet. Vamos, creía que sería la panacea para preparar red velvet de forma instantánea y limpia. 
Error!!!


Abrí el bote y como siempre lo primero que hice fue olerlo. Me guío muchísimo por el olfato porque lo tengo muy desarrollado y eso es una gran ayuda. El olor ya no me gustó. Olía artificial y bastante ácido. Pero bueno, había que añadirle el resto de ingredientes...

Como nunca había utilizado esta emulsión y tenía que llevar la tarta para una comida familiar, no quise arriesgarme adaptando recetas y fui a lo seguro: esta receta de Sweetapolita en la que lo utiliza. La crema de mascarpone es la mía de siempre. No quise usar todas las cremas que usa ella en ésa receta porque el red velvet sigue gustándome más con queso. 



La emulsión es cómoda, comodísima, y aluciné cuando vi el color que conseguía sin tener que añadir colorante extra. La receta de Sweetapolita, para variar, funciona perfectamente. Los bizcochos salen estupendos y muy jugosos, algo que me encanta; pero el sabor... NO es el sabor de un red velvet casero. A mí me resultó excesivamente ácido y el olor de la emulsión continuó predominando después de horneado sobre todos los demás en lugar de crear un conjunto.

Pero para gustos, los sabores. Al resto de mi familia le gustó. Prefieren la que hago habitualmente, pero esta la encontraron muy rica.

Si queréis algo para salir rápido del paso y no volveros loc@s con el color, perfecto, pero yo no la recomiendo ni con mucho. Qué descansada me he quedao!!

No todo va a gustar siempre, no?





Besotes y hasta la próxima semana!
Vero.
P.D.: Ya estoy trabajando en la sección panarra del blog. Esto va a ser un no-parar!! :)

viernes, 7 de marzo de 2014

Mini layer cake de chocolate y vainilla con plátano y crema de mascarpone al Baileys. Una tarta deliciosa.

Hola, familia!!

Parece que las nubes, el viento y la lluvia nos han dado un respiro. Ya iba siendo hora!! 

 
Creo que la próxima vez que mi padre me aconseje que me compre unas katiuskas, aunque lleve tiempo sin llover, asegurándome que este invierno va a llover mucho, no pondré en duda su canal directo de comunicación con la Virgen de la Cueva (porque estoy segura de que tiene enchufe y le chiva cosas), y me lanzaré directa a por ése par de botas que lleva años llamándome desde el otro lado de los escaparates y accederé a gastarme la pasta en las susodichas botas.




Si le hubiese hecho caso a mi padre y me las hubiese comprado cuando me lo dijo allá por octubre, habría sido el dinero mejor invertido de la temporada! Y no como ésas botas monísimas, de tacón, mucho tacón, que aún no he estrenado por miedo a pegármela otra vez a lo Jennifer Lawrence en cualquier entrega de premios que se precie. Qué chispa tengo hoy! jajajaja



Adoro el sol en invierno!!! Eso sí, en verano dame sombra o muero. Soy así, qué le vamos a hacer. La playa y el sol me gustan en invierno.

Vainilla, mascarpone, plátano, baileys, chocolate... Mmmmm

Y las katiuskas de las que os hablaba me gustan toooodo el año!! Años!! Y estaréis pensando "qué cansa la tía esta con las dichosas botas!! Pues cómpratelas y calla ya!!" Pero seguro que algunas me comprendéis y estáis enamoradas de alguna prenda/accesorio atemporal pero os parece un precio desorbitado para lo que es. Y claro, tampoco os gusta ninguna otra versión o marca. Os gusta ése. Pero no queréis que la tentación venza a la razón... Ay, dios! alguien me sigue el hilo ya?

Pues eso, que voy a comprarme ahora mismo las dichosas katiuskas y a ejercer de buena hija dándole la razón a mi padre, porque estoy segura de que el solecito de hoy ha sido un espejismo y mañana o pasado volverán las nubes grises como tizones y se pasará jarreando hasta junio. Viva el optimismo! Y menos mal que no soy gallega!!! 



Las katiuskas que me quitan el sueño.
(Foto de
www.hunterbootsa.co.za)


Un beso enorme para mis galleguiñas preferidas y mucho ánimo para soportar tanto temporal, guapas.
Para vosotras va dedicada la minilayer degradada de hoy y esta ida de olla consecuencia del sol. Seguro que vosotras me entendéis. 


Os dejo con la preparación de la tartita que ya está bien de absurdeces por hoy. 


La receta del bizcocho de vainilla y de la crema de mascarpone la tenéis aquí. Sólo hay que sustituir en la crema la pasta de fresas por Baileys al gusto.
Para el bizcocho de chocolate utilizo la misma receta sustituyendo 40g de harina por la misma cantidad de cacao en polvo.
Y los plátanos entre las distintas capas, que estén bien maduros o se perderá el sabor. La cantidad, va también en gustos.


Besotes a tod@s y gracias por aguantar mis locuras.
Vero.