viernes, 30 de mayo de 2014

El tiempo de las cerezas: Tartaletas de queso y cerezas

Temporada de cerezas!!!!!!!!!! 


Creo que no os había contado que las cerezas son mi fruta favorita. Me pierden. He llegado a empacharme y pasarlo fatal, pero mal mal, dos veces y me da igual; cada año, cuando llega la época espero un poquito (no me gustan las primeras) y me pongo morada hasta que ya no traen más a la frutería.
Aquí en La Rioja se producen unas cerezas riquísimas en el valle del Iregua, concretamente en la zona de Albelda de Iregua y siempre que puedo las compro de allí y, de paso, apoyo la economía local y el producto de la tierra. Que no sólo tenemos buen vino, oiga! jejeje


Esta vez fue una mezcla de circunstancias lo que me llevó a hacer estas tartaletas en un plis plas. Tenía las cerezas en el frutero desde la tarde anterior, y estaba preparando galletas para decorar. Recordé que tenía queso mascarpone y philadelphia en el frigo. Ya estaba la receta montada en mi cabeza!




Y entonces vino cuando la mataron. O nos mataron, mejor dicho, que mi marido también pringó. No se me ocurrió nada mejor que deshuesar los 3/4 de kilo de cerezas que había comprado. Seguí el método de la pajita que había visto en Directo al Paladar. Cuando le coges el truqui, no es complicado. Y después de un ratito tienes tus cerezas perfectas y sin hueso!!

Parte de la masa de galletas (la de Mensaje en una galleta, que para mí es la galleta de mantequilla perfecta) las estiré con un grosor de 2mm y las corté con el cortador de 9cm redondo rizado. Las puse en un molde de cupcakes con mucho cuidadito para que quedasen bien pegadas al fondo y a las paredes y las puse a enfriar mientras preparaba el relleno y precalentaba el horno.



El relleno se hace en un minuto con la batidora de varillas; no me apetecía manchar la KA para algo tan simple. Mezclar los dos quesos, el azúcar, y el huevo hasta que está homogéneo. No vale comérselo antes, que os conozco!!

Horno caliente, un par de cerezas en la base de cada tartaleta, una cucharada de la crema de queso o hasta que queden a ras de la masa y al horno. 175º calor arriba y abajo, 25 minutos (en mi horno). Las sacamos, dejamos enfriar un poquito, y luego a una rejilla a que enfríen por completo.



Mientras se cuecen, preparamos el caramelo ligero de cerezas porque sí, lo que lleva por encima es caramelo de cerezas, que nos va a costar prácticamente el mismo tiempo que el horneado de las tartaletas. Más o menos según lo denso que lo queramos.

Vertemos el caramelo por encima de las tartaletas cuando está caliente y a disfrutar en cuanto se enfríen las tartaletas!!! Si queréis atiborrarlas a cerezas crudas por encima, ya es cuestión de gustos, o pasiones, como en mi caso. ;)

Masa de galletas de mantequilla:
(Receta de Mensaje en una galleta)
- 400-420g de harina 
- 225g de mantequilla
- 150g de azúcar glass
- 1 huevo (yo lo uso L)
- 1/2 tsp de sal
- 1 o 2 tsp de extracto o pasta de vainilla

Batir la mantequilla, añadir el azúcar glass e integrar. Luego el huevo y cuando esté integrado añadir la vainilla. Por último pondremos la harina junto con la sal en dos veces. Amasamos. Dejamos enfriar, estiramos, cortamos, y horneamos bien frías. El tiempo dependerá del grosor y del tamaño de las mismas.
Esta cantidad da para muchas más tartaletas. Yo hice galletas y de paso las tartaletas. Tenedlo en cuenta a la hora de preparar la crema de quesos.


Crema de quesos (para 8 tartaletas)
(Con masas y a lo loco)
- 130g de queso mascarpone
- 50g de queso philadelphia
- 20g de azúcar
- 1 huevo L
- 16 cerezas deshuesadas

Caramelo ligero de cerezas:
(Con masas y a lo loco)
- 100g de azúcar blanquilla
- 50g de agua
- 450g de cerezas



Que las disfrutéis!!
Si queréis, dejadme vuestros resultados subiendo una foto en mi página de Facebook. Me encantará ver vuestras creaciones!!


Besotes.
Vero.

miércoles, 28 de mayo de 2014

Mini post: Tarta de violetas con macarons pintados

La semana pasada fue el cumpleaños de una amiga de mi madre. Y con esto de internet "everywhere", de vez en cuando entran a "cotillear" lo que voy publicando o mi madre le enseña fotos que le envío por mail de otras cosas que acabo de hacer pero que no han visto la luz públicamente todavía.


Así que mi madre me pidió que le hiciese una tarta especial, diferente, que su color favorito es el azul y que le pirran los caramelos de violetas. También sabía que hablaban de los macarons que le iba llevando a mi madre a casa mientras hacía los talleres. 



Ya tenía la idea en la cabeza. La de lanzarme a los pinceles vino cuando entramos en la semana de pintar sobre macarons en el taller avanzado, pero ésa os la cuento otro día.



No había nada más que añadir. Mi combinación favorita: violetas y vainilla bourbon junto a una loca idea de intento de flores impresionistas en azules, malvas y rosas. 



Los macarons, que fue lo que pude catar ya que me quedaron un par de sobra, estaban para morir de ricos!! Y el conjunto de tarta y los macarons como topper fueron todo un éxito en la celebración de la cumpleañera.


Muchas felicidades también por escrito, Carmen!

Besotes,
Vero.

martes, 20 de mayo de 2014

Taller de pastelería francesa con My European Cakes... o cómo subir al cielo reposteril en cuatro semanas.

Ya pensábais que había abandonado el blog otra vez, verdad? Pues no. Por aquí sigo dando guerra. 

Quienes estáis al tanto de mis andanzas por Facebook, Instagram o Twitter ya sabéis que he estado este último mes con tres talleres que se me han solapado, obligándome a hacer malabarismos para que las horas del día cundiesen, pero aún así, no he sido capaz de llegar a absolutamente todo. Buena prueba de ello es que no escribía aquí desde principios de mes!!

A lo que vamos, mi enésimo taller en La Tallerería de Mensaje en una galleta. Esta vez de la mano de Luís Olmedo, creador y director del magnífico blog My european cakes. Como bien sabréis, Luís es Luís. Quiero decir con esto que no hay ni trampa ni cartón. Es una persona directa, amable hasta el extremo, detallista y un encanto. Si a esto le unimos la maestría que tiene con las masas y su buen hacer, tenemos a un estupendo maestro para guiarte en el aprendizaje de estas elaboraciones tan deliciosas.



 

En estas cuatro semanas nos ha enseñado a hacer masas hojaldradas fermentadas, con un montón de formados distintos: croissants, caracolas rellenas, pañuelos de manzana, pain au chocolate... Y nos han salido bien!!!

Con la masa choux se han realizado desde profiteroles y tartas Saint Honoré a las famosísimas y súper complicadas croquembouche. Yo éstas no las he podido hacer, peeeero en cuanto las haga, os las enseño en un mini-post. Prometido.

Y la masa brioche... Ay la masa brioche!!! Tiene taaantas posibilidades que te puedes volver loca como tengas un poquito de arte e imaginación.


Pan brioche, brioche hojaldrado con las formas que os querías plantear, brioche líquido en forma de Savarin bien emborrachadito en almíbar de ron añejo...
Vaya, que le voy a tener que pedir al Sr. Olmedo que me pague el viaje a Lourdes, porque los kilos que he pillado no los quita para el verano más que un milagro!! jajajaja


Ahora en serio. Ha sido un taller magnífico, con un profe de los que hay pocos, y unos compañeros bárbaros que siempre estaban ahí para animar cuando las cosas no iban bien y darte una palmadita por el trabajo bien hecho; y que se han marcado unos ejercicios fantásticos!!

Para mí, otro acierto de curso. He salido con tal seguridad en todas ésas preparaciones, que el esfuerzo ha merecido la pena, todo y más.


Y esta ha sido una de mis tres andanzas de este último mes. Espero que, aún habiendo hecho estos collages, se pueda apreciar algo mi paso por el taller de fotografía "Con las manos en la cámara". De éste os hablo otro día.

Un besazo enooorme y gracias por estar ahí!
Vero.

martes, 6 de mayo de 2014

Tarta jungla de cumpleaños

Ay que con tanto taller no tengo tiempo para nada!!!
Hoy os traigo una entrada rapidita, de la tarta de cumple que le preparé a mi sobrino peque. Una delicia hecha según sus deseos: bizcocho de chocolate con crema de mascarpone y fresas y cubierta de ganache de chocolate con leche. Buen gusto
que tiene mi sobri!!



A esto le tenemos que unir que quería una jungla con animales (le vuelven loco!!) y "un cocodrilo con un lago". Toma! "Es que el cocodrilo necesita un lago, tía".  Ya teníamos las directrices y sólo faltaba llevarla a cabo sin que se desintegrase el fondant porque esto fue en pleno agosto. La ganache ya véis que se me iba derritiendo mientras le hacía las pocas fotos que pude sacarle. Calorazo tremendo!!



Modelé su cocodrilo, una serpiente, un mono, al rey de la selva y vegetación para crear la escena.



Bizcochos horneados, cremas listas, relleno, cubierta y al frigo! La saqué y terminé el montaje con el tiempo justo para hacerle cuatro fotos y salir pitando al cumple.

Cuando sacamos la tarta para que soplase las velas y vi la cara que puso y cómo se abalanzaron su hermano y él repartiéndose las figuras... Misión jungla cumplida!! Y yo más feliz que los peques. 



Lo del color del león es algo que no me explico. Menos colorante no pude poner y aún así me salió un animalillo poco menos que radiactivo. XD


Técnicas para lograr bordes afilados hay muchas y podéis encontrar mil tutoriales en Youtube, pero para mí lo más importante es partir de una buena ganache de chocolate, o SMBC y controlar muuucho la temperatura. Como véis en las fotos, si una vez que ha empezado a coger calor la tocamos, aunque sea para decorarla y, como me pasó a mí, tenéis que arreglar algo, más vale que tengáis tiempo para enfriarla si no queréis fastidiarlos al intentar arreglar el desaguisado en caliente. Para muestra, un botón. Os puedo asegurar que nada más sacarla de la nevera, antes de la decoración, estaba perfecta.

Ganache de chocolate con leche:
Misma cantidad de nata que de chocolate con leche. ( El peso variará según vuestras necesidades y el grosor de capa que queráis dejar).
Troceamos el chocolate y lo reservamos en un bol. Hervimos la nata y retiramos del fuego justo cuando haya hervido. Agregar al chocolate y mezclar con una espátula de silicona hasta que el chocolate se funda completamente. Tapar con film transparente, haciéndole algun agujerito para que pueda salir el calor y no coja humedad el chocolate. Dejar reposar a temperatura ambiente un mínimo de 6 horas. Si son 8 o 10 mejor. Si véis que aún no tiene suficiente consistencia, dadle un poco más de frío en la nevera, pero poco, que si no se quedará como una piedra.
Ya tenéis la ganache lista para cubrir tartas. 


Besotes y buena semana!!
Vero.