sábado, 15 de marzo de 2014

Red velvet layer cake con crema de mascarpone

Esta layer la hice este verano pasado, en un momento de esos en los que encuentras en la despensa un bote que habías comprado hacía tiempo y que ni te acordabas de su existencia. Efectivamente, era el bote de la emulsión Red Velvet de Lorann. 


Esta marca me gusta especialmente para aromatizar la glasa de las galletas decoradas y también había probado alguna emulsión o extracto natural en bizcochos, cremas y las propias galletas con muy buenos resultados cuando no tienes fruta natural a mano o simplemente quieres potenciar el sabor porque no estaba muy madura. O porque no es época de fresas y tú quieres chocolate con fresa sea como sea!! jajajaja 

Había leído que el sabor de esta emulsión de red velvet era fantástico y estaba muy ilusionada pensando que si además del sabor, aportaba el color, no tendría que volver a tener que usar tanto colorante rojo para hacer los red velvet. Vamos, creía que sería la panacea para preparar red velvet de forma instantánea y limpia. 
Error!!!


Abrí el bote y como siempre lo primero que hice fue olerlo. Me guío muchísimo por el olfato porque lo tengo muy desarrollado y eso es una gran ayuda. El olor ya no me gustó. Olía artificial y bastante ácido. Pero bueno, había que añadirle el resto de ingredientes...

Como nunca había utilizado esta emulsión y tenía que llevar la tarta para una comida familiar, no quise arriesgarme adaptando recetas y fui a lo seguro: esta receta de Sweetapolita en la que lo utiliza. La crema de mascarpone es la mía de siempre. No quise usar todas las cremas que usa ella en ésa receta porque el red velvet sigue gustándome más con queso. 



La emulsión es cómoda, comodísima, y aluciné cuando vi el color que conseguía sin tener que añadir colorante extra. La receta de Sweetapolita, para variar, funciona perfectamente. Los bizcochos salen estupendos y muy jugosos, algo que me encanta; pero el sabor... NO es el sabor de un red velvet casero. A mí me resultó excesivamente ácido y el olor de la emulsión continuó predominando después de horneado sobre todos los demás en lugar de crear un conjunto.

Pero para gustos, los sabores. Al resto de mi familia le gustó. Prefieren la que hago habitualmente, pero esta la encontraron muy rica.

Si queréis algo para salir rápido del paso y no volveros loc@s con el color, perfecto, pero yo no la recomiendo ni con mucho. Qué descansada me he quedao!!

No todo va a gustar siempre, no?





Besotes y hasta la próxima semana!
Vero.
P.D.: Ya estoy trabajando en la sección panarra del blog. Esto va a ser un no-parar!! :)