martes, 20 de mayo de 2014

Taller de pastelería francesa con My European Cakes... o cómo subir al cielo reposteril en cuatro semanas.

Ya pensábais que había abandonado el blog otra vez, verdad? Pues no. Por aquí sigo dando guerra. 

Quienes estáis al tanto de mis andanzas por Facebook, Instagram o Twitter ya sabéis que he estado este último mes con tres talleres que se me han solapado, obligándome a hacer malabarismos para que las horas del día cundiesen, pero aún así, no he sido capaz de llegar a absolutamente todo. Buena prueba de ello es que no escribía aquí desde principios de mes!!

A lo que vamos, mi enésimo taller en La Tallerería de Mensaje en una galleta. Esta vez de la mano de Luís Olmedo, creador y director del magnífico blog My european cakes. Como bien sabréis, Luís es Luís. Quiero decir con esto que no hay ni trampa ni cartón. Es una persona directa, amable hasta el extremo, detallista y un encanto. Si a esto le unimos la maestría que tiene con las masas y su buen hacer, tenemos a un estupendo maestro para guiarte en el aprendizaje de estas elaboraciones tan deliciosas.



 

En estas cuatro semanas nos ha enseñado a hacer masas hojaldradas fermentadas, con un montón de formados distintos: croissants, caracolas rellenas, pañuelos de manzana, pain au chocolate... Y nos han salido bien!!!

Con la masa choux se han realizado desde profiteroles y tartas Saint Honoré a las famosísimas y súper complicadas croquembouche. Yo éstas no las he podido hacer, peeeero en cuanto las haga, os las enseño en un mini-post. Prometido.

Y la masa brioche... Ay la masa brioche!!! Tiene taaantas posibilidades que te puedes volver loca como tengas un poquito de arte e imaginación.


Pan brioche, brioche hojaldrado con las formas que os querías plantear, brioche líquido en forma de Savarin bien emborrachadito en almíbar de ron añejo...
Vaya, que le voy a tener que pedir al Sr. Olmedo que me pague el viaje a Lourdes, porque los kilos que he pillado no los quita para el verano más que un milagro!! jajajaja


Ahora en serio. Ha sido un taller magnífico, con un profe de los que hay pocos, y unos compañeros bárbaros que siempre estaban ahí para animar cuando las cosas no iban bien y darte una palmadita por el trabajo bien hecho; y que se han marcado unos ejercicios fantásticos!!

Para mí, otro acierto de curso. He salido con tal seguridad en todas ésas preparaciones, que el esfuerzo ha merecido la pena, todo y más.


Y esta ha sido una de mis tres andanzas de este último mes. Espero que, aún habiendo hecho estos collages, se pueda apreciar algo mi paso por el taller de fotografía "Con las manos en la cámara". De éste os hablo otro día.

Un besazo enooorme y gracias por estar ahí!
Vero.